Sábado 15 DE Agosto DE 2020
Inversión

OIT calcula que 41 millones de empleos se perdieron

Los países requieren de sistemas más efectivos de protección social, seguros de desempleo y aumentar la formalidad.

Fecha de publicación: 02-07-20
Foto de archivo elPeriódico.
Por: Geldi Muñoz

La pandemia del nuevo coronavirus ha dejado sin empleo y sin ingresos a millones de personas en la región, lo cual aumentará la desigualdad y la pobreza, según el informe Panorama Laboral en tiempos de la
COVID-19: Impactos en el mercado de trabajo y los ingresos, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La tasa de desocupación promedio de la región, que a fines de 2019 era de 8.1 por ciento, podría subir entre cuatro y cinco puntos porcentuales. “Ese aumento sin precedentes en la tasa de desocupación regional implica un récord histórico de 41 millones de desempleados, lo cual va a repercutir sobre la estabilidad económica y social de nuestros países”, dijo el director de la Oficina de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro.

Pinheiro dijo que la región tiene barreras estructurales como la informalidad, y aunque algunos países han sido más rigurosos en el confinamiento no es posible controlar al sector de la economía informal, porque la gente no puede elegir entre estar en casa o salir, porque no tiene ingresos.

Hay casos que el aislamiento provocó migración de áreas urbanas a rurales y contribuyó a aumentar la transmisión del virus. Otras barreras son la falta de capacidad fiscal para responder a la crisis, la debilidad de los sistemas de salud y la de la protección social.

Según el análisis, “la masiva destrucción de empleo no se refleja por completo en incrementos en la tasa de desocupación, debido a que una parte significativa de los trabajadores que pierden su empleo ha salido de la fuerza de trabajo”.

Propuesta

El director de la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina, Fabio Bertranou, dijo que la OIT promueve una visión integrada dada la crisis y propone estrategias y políticas para reconstruir los mercados de trabajo en cuatro pilares: estimular la economía y el empleo, apoyar a las empresas y los ingresos de los trabajadores, proteger a los trabajadores en el lugar de trabajo, y lograr soluciones eficaces mediante el diálogo social.

 

8.1%

de tasas de desocupación promedio de la región se registró a finales de 2019

Fondo de apoyo


Según el Ministerio de Trabajo, al 30 de junio, había recibido 19 mil 196 solicitudes de suspensión de contratos laborales, para 153 mil 252 trabajadores. De estas se han aprobado 17 mil 574 empresas, equivalente a 146 mil 827.

Estas personas pueden aplicar Q75 diarios por suspensión, en el Fondo de Protección de Empleado. Según el Ministerio de Economía, se han realizado 127 mil 814 pagos, equivalente a Q506.4 millones.