Martes 7 DE Julio DE 2020
Inversión

Sector privado apuesta por reabrir pronto la economía

La proyección de la caída del Producto Interno Bruto este año podría llegar a ser hasta de dos dígitos, estiman los empresarios.

Fecha de publicación: 27-06-20
“La enfermedad no se va sola y no excluye a nadie, se tiene que aprender a convivir con la enfermedad”, dijo el presidente del CACIF al apoyar acciones para iniciar con la desescalada.
Por: Lorena Álvarez/ elPeriódico

Hay preocupación por el manejo de la crisis sanitaria en el país, pero también por los impactos que tiene el cierre de algunas actividades económicas por lo que debe plantearse abrir los sectores que no están operando, indicó ayer el presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), Nils Leporowski.

Se propone que lo más pronto posible se reabra de manera gradual y con protocolos estrictos, comentó Leporowski, porque en la medida que más tiempo transcurra el impacto en la economía y el empleo será mayor.

Esta semana la Junta Monetaria (JM) revisó las estimaciones macroeconómicas y proyecta una contracción entre 1.5 y 3.5 por ciento para este año. Un escenario que para Leporowski es conservador, pues la caída puede llegar a ser de 10 por ciento.

Obstáculos 

El tema económico no pelea con la salud, dijo el empresario al señalar que el número de  casos está aumentando, pero sin datos confiables es difícil tomar decisiones.

Roberto Ardón, director ejecutivo del CACIF, añadió que el Gobierno publicó la estrategia de desescalada que consta de cuatro fases, pero el país aún no ha iniciado la fase cero. “La preoupación es que frente a la incertidumbre de los datos que se presentan no es posible establecer cuándo se iniciará”, dijo.

“Hoy es complicado saber si los datos que estamos recibiendo son de hoy, de ayer o de hace 15 días”, señaló Ardón que también cuestionó la falta de información del uso de equipos médicos, que es otro de los criterios que deben evaluarse para implementar la desescalada.

El director del Instituto de Investigación y Proyección sobre Economía y Sociedad Plural (IDIES-URL), Erick Coyoy, opinó que sin el control de los contagios masivos, los hospitales colapsados, pagos pendientes de los salarios para el personal de Salud se limita la posibilidad de abrir más actividades.

La capacidad de respuesta del Gobierno para atender la crisis de salud y brindar opciones de tratamiento adecuado ha sido ineficiente, agregó Coyoy.

Ardón resaltó que hay que corregir de inmediato las dificultades en la ejecución del gasto para atender la emergencia del COVID-19. El cambio de autoridades en el Ministerio de Salud debe acompañarse de cuadros gerenciales que ayuden a mejorar las compras del Gobierno y la administración hospitalaria, dijo.

Además recomendó hacer “un corte de caja” para ver cómo están funcionando los programas de apoyo que se aprobaron en marzo pasado, ya que tampoco se tiene información concreta.

Gradualidad

Leporowski comentó que se cuenta con un protocolo marco con las medidas de prevención generales y cada sector ha desarrollado sus protocolos específicos, algunos de los que ya se implementan en las empresas que cuentan con  los avales correspondientes para operar.

Agregó que han conversado con el Gobierno para reabrir en departamentos o cabeceras en  los que el número de contagios es bajo, por ejemplo Alta Verapaz. Vemos que la actividad económica se mantiene casi normal en muchos departamentos donde no hay cierres como en la capital, afirmó.

Los golpes para las empresas ya son evidentes luego de tres meses desde que se iniciaron las medidas de confinamiento, los impactos más fuertes son el centros comerciales, turismo, restaurantes y hoteles, explicó el presidente del CACIF.

Los centros comerciales con los protocolos adecuados pueden empezar a abrir, consideró que se implementarán controles desde el ingreso de las personas a los mismos y guardando el distanciamiento.

Según indicó, se pueden implementar horarios escalonados, protocolos para el transporte público e iniciar reabriendo desde las actividades de menor riesgo hasta las más riesgosas con protocolos estrictos.


“¿Cómo podemos contar con data fiable y del día? No se pueden tomar decisiones sin esos datos”. 

Roberto Ardón, director ejecutivo del CACIF.