Domingo 12 DE Julio DE 2020
Inversión

Coronavirus transforma labor de maestros de escuelas de español

Algunos han podido continuar su trabajo en línea, otros han buscado otras formas de generar ingresos mientras pasa la crisis.

Fecha de publicación: 06-06-20
Por: Geldi Muñoz

Los profesores que trabajan en las escuelas de español para extranjeros han sido golpeados por la COVID-19, ya que desde los primeros días del anuncio de las restricciones gubernamentales sus alumnos comenzaron a salir del país.

Al quedarse sin trabajo, algunos han optado por buscar ingresos mediante la venta de ropa o frutas y verduras. Otros se han adaptado a dar clases en línea.

En este sector específico, 7.5 de cada 10 negocios han cerrado al público derivado de la emergencia sanitaria por la COVID-19, y el 47 por ciento reporta despidos de empleados fijos, según la II Encuesta Empresarial de Impacto Económico al Sector de Turismo realizada por la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), ASI Estrategias y la Cámara de Turismo de Guatemala (Camtur).

El presidente de la Asociación Lingüística de Guatemala (Asolingua), Juan Carlos Martínez, dijo que hay mesas de reactivación económica del turismo pero en ninguna han tomado en cuenta el segmento idiomático. “Nuestros estudiantes vienen por dos semanas y hasta tres meses, y provocan una derrama económica”, indicó.

Según Asolingua, existen 90 escuelas de español autorizadas por el Ministerio de Educación, el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) y la Superintendencia de Administración Tributaria, más otras que están en trámite, se estiman que son unas 150 en todo el país. En estas se emplean uno 10 mil maestros. El costo de los cursos oscilan en US$150 por semana.

Una oportunidad con retos

Norma Pacajoj es una mujer maya quiché que tiene 20 años de ser profesora de español en Celas Maya Spanish School en Quetzaltenango. Comentó que a partir de la crisis comenzó a dar clases en línea, lo cual ha sido una experiencia nueva, porque no estaba acostumbrada a utilizar las plataformas.

“La escuela tiene español en línea, la mayoría de los que trabajan en este programa son más jóvenes que ya tienen costumbre. Nosotras somos varias para quienes es la primera vez que trabajamos así”, comentó.

Las clases en línea ha sido una oportunidad en medio de la crisis sanitaria. Federico Velásquez, vicepresidente de Asolingua y director de Celas Maya Spanish School, dijo que la escuela está vacía, pero como tenían años de trabajar en línea, siguen operando de esa forma, y aunque aumentó, económicamente no es significativo porque los estudiantes se conectan por horas.

Según Velásquez, entre las limitantes que tiene esta escuela están los apagones de energía eléctrica o la mala señal de internet.

Ramón Peneleu, director de San Pedro Spanish School ubicada en San Pedro La Laguna, Sololá, que tiene 25 maestros, dijo que por ahora han activado el 25 por ciento del recurso humano y el resto está parado. Agregó que con las clases en línea identificaron que necesitan capacitar más a los maestros en e-learning, y otras limitantes son la falta de computadoras o tablets y una línea fija de internet.

Apoyo

Martínez dijo en los primeros meses de la pandemia recibieron un seminario web del Inguat para trabajar en línea, pero como segmento no han recibido un apoyo directo, por ello piden ayuda a instituciones gubernamentales y no gubernamentales.

“Si somos realistas el segmento del turismo idiomático se va a reabrir tal vez hasta el 2021”, lamentó.

Peneleu agregó que en la gama de programas del Gobierno podrían aplicar, pero ha sido difícil por la burocracia. Velásquez consideró que un apoyo podría ser darles créditos a tasas blandas de interés para la adquisición de las herramientas. “No necesitamos de donaciones, sino de capital de trabajo”, dijo.

Martínez agregó que el país no le había apostado a un plan de marketing para clases en línea, y que esperan que el Instituto se sume a una campaña masiva y un plan estratégico para respaldar al sector, en especial de Inguat.

Guías

Según Mynor Cordón, director del Inguat, para las academias de enseñanza de español como segundo idioma, se trabajan una guía de buenas prácticas para aplicarse cuando ya puedan recibir a estudiantes, lo cual será más adelante.

“Tomando en cuenta el auge del uso de la tecnología y plataformas de comunicación en la actualidad y la metodología uno a uno que han tenido  las clases de español en Guatemala, a este segmento se le facilitará acoplarse para el seguimiento, captación y atención de sus clientes”, dijo.

Añadió que este segmento está dentro de las líneas de comunicación de Instituto para apoyar su difusión.

Etiquetas: