Domingo 9 DE Agosto DE 2020
Inversión

360° a vuelo de pájaro

Jose Rubén Zamora

Fecha de publicación: 01-05-20

No existen señales de que el COVID-19 escapara de laboratorios que estudian patógenos. La mayoría de connotados epidemiólogos están convencidos que la transmisión de animales a los seres humanos es la única explicación para el origen de la pandemia, aunque por razones político electorales se busquen otras explicaciones retóricas.

Aun así, el presidente Trump, por razones de simbolismo político, demandará a China por miles de millones de dólares. También tiene en mente bloquear inversiones norteamericanas en acciones de empresas chinas y establecer altas tarifas al comercio con China.

Los médicos y los oficiales públicos de salud dijeron que gente que no puede perder su trabajo y no laboran desde su casa; empleados de tiendas, quienes realizan entregas a domicilio, en su mayoría motoristas, y trabajadores de la construcción se están infectando a un ritmo creciente.

El doctor Anthony Fauci, el especialista “tope” en enfermedades infecciosas, dijo que su meta es producir cientos de millones de dosis de vacunas efectivas contra el coronavirus en enero.

Con más de 80 mil casos confirmados y 5 mil 500 muertes, Brasil muy rápidamente se está transformando en el país más afectado por el COVID-19. Para el presidente Jair Bolsonaro, “una pequeña gripe” se convierte en un genuino “tsunami”. Esto se suma a la profunda crisis política que ha provocado y aislado a Bolsonaro.

Dow Jones cayó en picada 600 puntos, respondiendo al comportamiento de los sectores de tecnología y energía que dieron marcha atrás. El optimismo que mostró la Bolsa, el mayor en décadas durante abril, se desplomó y los tres índices más importantes de EE. UU. se contrajeron más del 2.5% hoy, debido a que las más grandes empresas de ese país declararon su inutilidad e ignorancia para predecir el comportamiento del coronavirus y su impacto en la economía.

Según las agencias de Inteligencia de EE. UU., el COVID-19 no fue hecho, fabricado o confeccionado por el hombre.

París tiene un plan para dejar los vehículos fuera de la reapertura. La ciudad se prepara para impulsar la utilización de bicicletas, buses, metro y trenes, guardando normas de distanciamiento social y de esa forma dejar de usar vehículos y reducir la contaminación.

Los medios de comunicación oficiales dijeron que Kim Jong-un, autócrata de un país con arsenal nuclear, reapareció en público. Si esto es confirmado, esta sería su primera aparición después de semanas de rumores de que se encontraba muy enfermo e incluso muerto.

Millones de desempleados frustrados, buscan beneficios y subsidios de desempleo, pero no encuentran respuestas. Las agencias responsables luchan con nuevas y voluminosas directrices, mientras muchos trabajadores están decepcionados ante el “tortuguismo” burocrático, dejan sus reclamos derivados de las pérdidas de trabajos que son escuchados en las agencias responsables como cuentos chinos.

Expertos estiman que millones de personas que habían salido de la pobreza, han regresado a esta lamentable condición. Por primera vez desde 1998, los niveles de pobreza aumentaron notablemente. Para fin de año, se estima que habrá 500 mil indigentes en Estados Unidos.

Los estrategas de Mr. Trump han decidido que el plan electoral, de cara a las elecciones presidenciales, es culpar a China como responsable deliberado de la pandemia.

Georgia fue el primer Estado en reabrir la economía y metió la pata. Los otros Estados y países pueden aprender cómo no se debe reabrir la economía. Estas son algunas lecciones: primero, las decisiones deben basarse en datos sólidos y confiables. No se deben imponer castigos ni forzar a los negocios que no quieren reabrir. Segundo, hacer excepciones con negocios o empresas que son epicentros obvios de contagio. Tercero, se deben unificar y coordinar las estrategias nacionales, con las estatales y las municipales. No deben existir tensiones entre sí.

Georgia fue el primero. La confusión y el temor eran inevitables, pero fueron exacerbados por la pobre planificación del Gobernador, que deberá ayudar a enfrentar la recaída.

En medio de un contexto de noticias catastróficas, por ejemplo, que el desempleo superó los 30 millones de personas, abril ha sido un mes excitante en los mercados y plazas financieras. La principal razón, es el compromiso unánime de la Reserva Federal (Fed), tanto de Jerome Powell, como de sus colegas, de mantener la tasa de interés de largo plazo entre 0 por ciento y 0.25 por ciento, hasta que tengan lugar, sobre bases sólidas, sus objetivos, metas y mandatos de empleo e inflación. Powell fue preciso en indicar que las tasas a largo plazo deberán estar muy cerca de cero; pero no dijo nada sobre los riesgos de la economía en el mediano plazo, que representó un balde de agua fría para las esperanzas de una recuperación económica en forma de V y los participantes del mercado no tienen criterio para anticipar cuando terminará el episodio que se está viviendo y tampoco expectativas sobre cuándo la Fed estará escalando sus políticas.

Powell enfatizó que será necesario un mayor soporte fiscal directo para mitigar el “el peor escenario posible” en caso se presente. Algo que no mencionó fue algún consejo o criterio sobre hasta dónde pueden y deben escalar las increíbles y masivas políticas monetarias no convencionales, que no deberían ser una panacea para las empresas tambaleantes, que inevitablemente están al borde del abismo. 

El estratega de UBS, Matthew Mish, señaló que las “mejoras y aumentos” del programa principal de préstamos de la Fed permitirá atender un universo más grande de empresas afligidas, para que accedan a la liquidez inyectada por la FED y calcula que serían elegibles para recibir asistencia, más del doble del grupo de empresas que se pretende apalancar financieramente.

El problema es hasta dónde puede llegar la buena voluntad para extender ayuda, sin transformar sus efectos en perniciosos.

“Algunas firmas no se beneficiarán de los programas porque son insolventes” escribió Mish. Las opciones, de estas firmas, empresas o compañías serían la capitalización, la reestructuración o acogerse a la quiebra. El camino de otorgarles financiamiento sería un desperdicio.

Joe Biden ha negado los alegatos y acusaciones de asalto sexual formulados por su ex-asistente en el senado en la década de los años noventa, Tara Reade. Biden expresó que nunca sucedió. Analistas estiman que Biden respondió tarde a la controversia.

Cerca de 300 empresas que cotizan en la Bolsa obtuvieron más de US$1 millardo, dejando a pequeños negocios sin acceso a los fondos de rescate destinado a las pequeñas empresas. De las más de 300 empresas públicas que recibieron fondos del Paycheck Protection Program”, 43 compañías tienen más de 500 empleados, cifra límite de trabajadores que establece el programa para calificar a dicho programa. Varias empresas beneficiarias son empresas suficientemente prósperas para pagar a sus altos ejecutivos con remuneraciones de US$2 millones al año e incluso más, según el Post.

El martes, algunas empresas reportaron que devolverán US$125 millones, reconociendo de manera implícita que los fondos no les corresponden.

Investigadores antimonopolio del Congreso exigen a Jeff Bezos, CEO de Amazon, testificar en una audiencia de amplio rango de una investigación antimonopolio, incluso amenazan con conducirlo a la audiencia si no se presenta a la citación.

Quienes hacen leyes antimonopolio, que han estado investigando a Amazon y a otros gigantes de la tecnología, dijeron que Amazon ha restado importancia a sus prácticas, e incluso en una audiencia en el Congreso el año pasado, el testigo de la compañía pudo haber cometido perjurio.

(Leído para usted estimado lector en New York Times, Economist, Washington Post, New York Post, Bloomberg y Newsweek).