Lunes 3 DE Agosto DE 2020
Inversión

Fitch anticipa contracción de la economía y caída tributaria

El Directorio de la SAT por definir al nuevo Superintendente que tendrá el reto de recaudar en un escenario difícil ante los impactos en la economía por el coronavirus.

Fecha de publicación: 04-04-20
El Directorio de la SAT tiene previsto elegir al nuevo jefe de la entidad el próximo lunes.
Por: Lorena Álvarez / elPeriódico

La desaceleración de la economía por la pandemia del coronavirus tendrá un impacto en los ingresos tributarios, ya insuficientes para atender las necesidades de la población, según la publicación de la calificadora de riesgo Fitch, que redujo la nota de BB a BB- para Guatemala.

Para Fitch este año el Producto Interno Bruto (PIB) real no tendrá crecimiento debido al impacto del coronavirus en sectores como el consumo privado, el comercio y el turismo, lo que disminuirá los ingresos tributarios. La Junta Monetaria (JM) revisó a la baja la estimación de crecimiento que ahora se prevé entre 0.5 y 1.5 por ciento.

El bajo nivel de ingresos al fisco se suma a otros problemas como la rigidez presupuestaria, la fragmentación política y el débil control de la corrupción que siguen siendo limitantes para que el Estado tenga capacidad de atender las grandes necesidades sociales y de infraestructura, que se agravan aún más por la crisis de salud pública que representa el coronavirus y el impacto en la economía.

Para la calificadora los bajos niveles de ingresos y el desempeño de la recaudación reflejan los desafíos institucionales en la administración tributaria, la limitada base impositiva y el alto nivel de evasión.
La carga tributaria de Guatemala es una de las más bajas de los países que evalúa Fitch, con excepción de Bangladésh y Nigeria, y aunque se tiene un historial de estabilidad macroeconómica y políticas fiscales y monetarias prudentes, la capacidad de endeudamiento es limitada por el nivel de ingresos tributarios.

Reto de la SAT
El Directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) conoció ayer los planes de trabajo de nueve aspirantes a Superintendente, hoy se concluirá con la entrevista a cinco que quedaron pendientes, para luego seleccionar al futuro jefe de esa entidad.

El ministro de Finanzas y presidente del Directorio, Álvaro González Ricci, informó que se revisarán los resultados de las pruebas psicométricas y de polígrafo para completar el proceso de evaluación y seleccionar a nuevo funcionario. “La SAT es una columna vertebral del Estado y más en esta situación por el coronavirus”, agregó.

Durante la presentación de su plan de trabajo Nora Segura, excontralora de Cuentas, incluyó el aumento del número de contribuyentes alcanzando a quienes operan en la informalidad. Se les pueden ofrecer beneficios como escuelas, seguridad, guarderías y clínicas médicas cercanas a los lugares como el mercado La Terminal, para incentivar el pago de impuestos, explicó.

Por su parte, Marco Livio Díaz, ex viceministro de Finanzas, incluyó la mejora de los programas de fiscalización, simplificación de los procesos internos, crear departamentos aduaneros regionales para el control del contrabando y la evasión, y flexibilizar algunas normas para enfrentar la crisis actual.
Otras de las propuestas presentadas por los candidatos se centraron en la devolución del crédito fiscal, análisis de riesgo, herramientas informáticas, capacitación al personal de la SAT, revisar incentivos fiscales y combate a la evasión.

La evaluación de Fitch se realizó en febrero pasado, cuando aún no se habían aprobado las medidas gubernamentales para la contención del coronavirus. Por lo que estimó un déficit fiscal del 3.8 por ciento, pero con la autorización para emitir Bonos del Tesoro por Q11 millardos y el endeudamiento para cubrir la ampliación presupuestaria se espera que alcance el seis por ciento del PIB.

Etiquetas: