Martes 25 DE Febrero DE 2020
Inversión

Textiles, belleza y alimentos sumaron a la producción informal

El Banguat actualizó el SCN y actualizó el año base de referencia, ahora se presenta información más completa de la informalidad.

Fecha de publicación: 23-01-20
Las tortillerías y carnicerías están dentro de las que más aportaron a la producción informal generando bienes y servicios.
Por: Lorena Álvarez / elPeriódico

Entre los bienes y servicios que se generan en la economía informal están confección de textiles, elaboración de tortillas, carne de bovino, transporte, comercio, salones de belleza y restaurantes. Así se definen con el cambio del año base de referencia 2013 y el nuevo Sistema de Cuentas Nacionales 2008 (SCN) realizado por el Banco de Guatemala (Banguat).

La banca central publicó los aspectos conceptuales, metodológicos y fuentes de información para la medición del sector informal. Según el documento el concepto de informalidad, en el SCN no se refiere solo al empleo informal, sino a otros aspectos relacionados con la producción y el aporte a la economía.

“El SCN 2008 reconoce la importancia analítica, sobre todo en los países en desarrollo, de la posibilidad de medir la parte de la economía que refleja los esfuerzos de aquellas personas que carecen de puestos de trabajo formales para participar en algún tipo de actividad económica”, señala la información general que publica el Banguat de los principales cambios y resultados.

El sector informal incluye las unidades económicas dedicadas a la producción de bienes y servicios, cuyo fin incluye la generación de empleo e ingresos para los miembros de este grupo que se mide en el sector de hogares.

El valor agregado total de la economía informal al Producto Interno Bruto (PIB) se estima en 22 por ciento, y se da en actividades como el comercio y reparación de vehículos, alojamiento y servicio de comidas, transporte y almacenamiento, agricultura, ganadería y pesca, e industrias manufactureras.

Qué hay en el sector informal
La actividad informal es la que se realiza en hogares para la producción de bienes y servicios que genere empleo e ingresos para los miembros de este grupo. Se caracterizan por contar con capital de producción que pertenece a los titulares de empresas y no a las unidades de producción, además las relaciones laborales que se establecen es por parentesco, una relación personal o social y carecen de contrato y garantías formales.

La medición incluye a las empresas que cuentan hasta con cinco personas ocupadas que pueden ser remuneradas o familiares sin pago. Se excluyó a los profesionales independientes, empleados del gobierno, servicios domésticos remunerados y la autoconstrucción de vivienda.

Estas empresas se dedican a la producción de textiles, tortillas, carne de bovino y servicios como transporte, comercio, salones de belleza y restaurantes.

Luis Linares, exministro de Trabajo, comentó que se necesitan acciones específicas para cada sector que les facilite el acceso a tecnología y capacitación para mejorar su productividad.

También en el sector informal hay empresas que están formales en los aspectos tributarios, pero tienen trabajadores sin la protección social, agregó.

Con la nueva estructura de la actividad productiva pasó de 11 sectores a 17. Doce de las 17 actividades registradas corresponden al sector terciario, que incluye servicios como el alojamiento y comidas; actividades financieras, entre otros.

17
actividades económicas tiene la nueva estructura productiva generada con el cambio del SCN.

Etiquetas: