Viernes 6 DE Diciembre DE 2019
Inversión

Sector de alimentos y bebidas se desaceleró en el primer semestre

Menor crecimiento de socios comerciales, falta de lluvia y otros factores coyunturales influyen en la reducción.

 

Fecha de publicación: 19-09-19
El sector de alimentos y bebidas considera poco probable que en el segundo semestre se recuperen de la caída.
Por: GELDI MUÑOZ PALALA elPeriódico

La Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas (CGAB) informó que las exportaciones a siete de sus principales socios comerciales cayeron en el primer semestre de 2019.

Enrique Lacs, director ejecutivo de la gremial, dijo que la caída del sector es de 15.4 por ciento, equivalente a US$119 millones menos en el primer semestre de 2019. Hizo la comparación con el segundo semestre de 2018. Si se realiza con el primero de 2018, la caída es 6.6 por ciento.

Las ventas a El Salvador, principal socio, cayeron 8.1 por ciento, le sigue Honduras con 9.3 y México con 15.5 por ciento. De los productos más exportados se redujeron el aceite de palma, galletería, confites, agua, agua gaseosa, preparaciones de sopas y cereales.

El Banco de Guatemala (Banguat) registró una caída de 0.2 por ciento en las exportaciones totales hasta julio pasado; las importaciones crecieron uno por ciento.

INFLUENCIAS

Según Lacs, además de la desaceleración de las principales economías, en Guatemala ha impactado la sequía. “Este año tenemos reportes que hay 40 por ciento menos de precipitación pluvial, que ha afectado a 80 mil hectáreas de tierras y las pérdidas económicas superan los US$70 millones”, dijo.

Este efecto lo percibe la Asociación de Cardamomeros de Guatemala (Cardegua), que para la cosecha 2019-2020 espera una merma en la producción por la falta de lluvias en las áreas de cultivo.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en 2018 la canícula prolongada dañó hasta el 70 por ciento de la siembra de primera del Corredor Seco centroamericano.

MÁS CAUSAS

Lacs dijo que también impacta la pérdida de competitividad por el alto costo logístico, burocracia, bajos precios internacionales y excedentes de inventarios. Además el clima de negocios por la falta de certeza jurídica y el contrabando, que deja pérdidas en ventas anuales de entre el 15 y 30 por ciento.

La gremial propone ateneder el tema de cambio climático y reforzar la promoción de comercio exterior.

23

mil empleos proyecta perder la Cámara por efectos económicos, climáticos y sociales, lo cual tendría un impacto en al menos 138 mil familias.