Domingo 15 DE Septiembre DE 2019
Inversión

Se abrió el debate para sancionar la violencia y el acoso laboral

Los representantes de gobiernos, empresarios y sindicatos aprobaron el Convenio 190 de la OIT, para prevenir y eliminar la violencia y acoso en ámbitos de trabajo.

 

Fecha de publicación: 23-07-19
La demanda social ha sido la única herramienta de denuncia que utilizan los trabajadores.
Por: EVELIN VÁSQUEZ elPeriódico

El Ministerio de Trabajo tendrá que comenzar con una evaluación del Convenio 190, sobre violencia y acoso laboral, aprobado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La adopción del nuevo acuerdo y una recomendación suplementaria se dio a finales de junio durante la 108a. Conferencia Internacional del Trabajo.

La regulación internacional reconoce el derecho de toda persona a contar con un clima laboral sin conductas que degraden a los trabajadores como daños físicos, psicológicos, sexuales o económicos.

El coordinador del área laboral de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), Luis Linares, explicó que el Convenio podrá dar la oportunidad a que los trabajadores formales e informales denuncien acciones ilegales y aquellas que atenten contra la dignidad. Enfatizó que en el país existe una cultura de silencio que se ve necesario eliminar, en especial los abusos contra mujeres, quienes sufren represalias por dar a conocer los casos de violencia.

Linares añadió que se debe dar continuidad a tiempo a los acuerdos, porque el país mantiene en rezago en la adopción de las regulaciones promovidas por la OIT. Un ejemplo es el Convenio 189 sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos.

La normativa también comprende la violencia y el acoso en lugares en los que se realicen recesos, baños, viajes, eventos profesionales.

Además se agrega las comunicaciones relacionadas con el trabajo por medio de correo electrónico, redes sociales y mensajería.

INCONCLUSO

Sin embargo, existe un debate entre empleadores y sindicatos. El director de asuntos laborales del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), Guido Ricci, indicó que los patronos votaron en contra de la resolución. Esto debido a que los conceptos de violencia y acoso se están utilizando como sinónimos, no se tomó a la empresa como sujeto a daños durante actividades y se responsabiliza al empleador por trabajadores indirectos, como proveedores.

Ricci mencionó que buscarán un acercamiento en la comisión tripartita para discutir las reglas, de lo contrario considera que causará problemas en el ámbito judicial.

Por aparte, Floridalma Contreras, representante del Sindicato de Trabajadoras Domésticas y Similares a Cuenta Propia (Sitradomsa), resaltó que es importante que el país tome medidas urgentes para proteger a las trabajadoras de todos los ámbitos, porque aún se mantiene una brecha salarial amplia, violencia sexual y relaciones de poder. “Fue muy mal visto que los empleadores no apoyaran”, indicó.

CONVENIOS

Carlos Ulben, ex vicemistro de Trabajo, expresó que dentro de la regulación guatemalteca se toman en cuentan los Convenios 100 y 111 de la OIT, los cuales contemplan suprimir la discriminación en la igualdad de ingresos y ocupación.

 

12

Meses  después de que dos estados miembros ratifiquen el Convenio 190 entrará en vigor.