Martes 10 DE Diciembre DE 2019
Inversión

PIB regional caería un punto porcentual anual sin DR-Cafta

Proteccionismo comercial, menor flujo de remesas y baja inversión son los desafíos que Centroamérica encuentra para crecer.

 

Fecha de publicación: 22-07-19
El comercio intrarregional es una estrategía que deben impulsar los países del área para amortizar el efecto del proteccionismo.
Por: LORENA ÁLVAREZ elPeriódico

Aunque es poco probable que se revoque el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA, por sus siglas en inglés), los países del Istmo deben impulsar el comercio intrarregional para contrarrestar el impacto de quedar sin los beneficios pactados con su socio comercial más importante.

Los tratados intrarregionales de Centroamérica, Panamá y República Dominicana (CAPRD) aumentarían en 1.2 por ciento el Producto Interno Bruto (PIB) real en 2030, es decir un promedio de 0.1 por ciento anual. Esto compensaría la pérdida de un punto porcentual anual del PIB si se cancelará el DR-CAFTA, además de la caída de 62 por ciento del comercio con ese país, la pérdida de 1.8 millones de empleos y la reducción del 74 por ciento de la Inversión Extranjera Directa (IED).

Pero se vislumbran las oportunidades que los desafíos del contexto internacional trae para la región CAPRD de acuerdo con el informe “El futuro de Centroamérica: retos para un desarrollo sostenible”, realizado por Center for Latin American, Caribbean & Latino Studies y el Incae con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Según el documento, el entorno internacional se presenta con retos como el incremento de las políticas comerciales proteccionistas, la caída de los precios internacionales de los productos de exportación (azúcar y café), la merma en los flujos globales de inversión y las barreras a la migración que afectan en el mediano plazo el envío de remesas a la región.

En el caso del aumento del proteccionismo comercial, además de mejorar el comercio intrarregional se sugiere la facilitación comercial para aprovechar la cercanía geográfica con México, así como incrementar el comercio con el resto de países de la Alianza del Pacífico y ampliar la oferta de productos exportables a China a partir de una estrategia regional coordinada.

CAMBIOS MIGRATORIOS

Las personas provenientes de los países del Triángulo Norte que viven en EE. UU. que no han regularizado su situación migratoria son el 60 por ciento de más de tres millones de salvadoreños, hondureños y guatemaltecos migrantes.

Los retos a enfrentar en este tema son la disminución del 7.6 por ciento anual del flujo de remesas, que un siete por ciento de los migrantes decidan regresar a sus países o un efecto disuasorio a migrar que implicaría la necesidad de crecer entre 0.2 y 1 por ciento anual para cubrir la demanda de empleo adicional.

MENOS INVERSIONES

Los países de la región ya registran bajas tasas de inversión pero ante factores como la reforma de impuestos en EE. UU. se podría aumentar la repatriación de capitales a ese país. La llegada de menos IED a la región CAPRD podría afectar el crecimiento económico, el empleo y el manejo de la cuenta corriente de algunos países.

El estudio determinó que hay desplazamiento de la IED en Belice, Costa Rica, El Salvador y Guatemala. Entre las las barreras que reportan las empresas domésticas son el financiamiento y las extranjeras la carencia de bienes públicos y elevados costos de transacción. Se recomienda trabajar para incentivar las inversiones, además de mejorar la infraestructura, el nivel de ahorro doméstico, el control de corrupción y el Estado de Derecho.

Guatemala reportó que en el primer trimestre de 2019 recibió US$340 millones en IED.

Elevados costos

> Las barreras no arancelarias en la región CAPRD tienen un costo logístico que se estima en 12 por ciento del valor de los productos comercializados.