Jueves 20 DE Junio DE 2019
Inversión

Latinoamérica es carente de políticas fiscales a largo plazo

Los analistas señalan que el gasto del capital en los países ha tenido un comportamiento asimétrico que provoca un bajo crecimiento.

 

Fecha de publicación: 12-06-19
Alonso Segura Vasi, expositor de la Universidad Pontificia de Perú, enfatizó en la calidad del gasto público y del contexto centroamericano.
Por: EVELIN VÁSQUEZ elPeriódico

La falta de políticas fiscales a largo plazo en Latinoamérica y el Caribe ha provocado que la región se encuentre un paso atrás, comparado con los otros continentes para asegurar y mantener una estabilidad económica y mitigar las variaciones en los ciclos económicos.

Según las proyecciones para 2019, la economía de la región crecerá 1.8 por ciento, mientras que para Centroamérica se espera un 3.3 por ciento de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Para los economistas que participaron durante el segundo día de las XXVIII Jornadas Económicas por el Banco de Guatemala, esto refleja un escenario desfavorable para contribuir a una economía creciente, de promoción de empleo y baja inflación.

El investigador en el equipo de macroeconomía y crecimiento del Banco Mundial, Steven Pennings, indicó que los países deben trabajar en políticas de corto y largo plazo para producir un estímulo fiscal. Con ello, las naciones deben enfocarse en procesos a distancia y promover la inversión pública en infraestructura. “Este factor se ha dejado a un lado y es uno de los más importantes”, enfatizó.

Pennings agregó que se ve preocupante que no exista un vínculo entre las inversiones con el Producto Interno Bruto (PIB) que se traduce en poca ejecución, desequilibrio financiero, mayor deuda y poder adquisitivo inseguro.

SISTEMAS DEFICIENTES

A esto se agrega que los países tienen poder político limitado y sobre todo capacidades limitadas para producir reformas positivas a largo plazo señaló el jefe y estratega de Mogador Capital Management, Guillermo Mondino. “Los gobiernos deben secuenciar y diseñar apropiadamente las reformas estructurales. Debe existir una investigación interna aplicada para que a las reformas fiscales se incorporen elementos de economía política y que evalúe los beneficios a corto y largo plazo”, expresó.

Mondino acentuó que no se debe tener miedo a la implementación de planeamiento, presupuesto y reglas fiscales plurianuales y flexibles. Añadió que se debe crear un ambiente de credibilidad para las instituciones. “Para países con gobiernos pequeños como Guatemala es importante que el crecimiento del gasto venga asociado a mayores impuestos, pero no distorsivos”, concluyó.

Brecha fiscal

La CEPAL indicó que en 2018 Guatemala alcanzó una carga tributaria del 10 por ciento con respecto al PIB por segundo año consecutivo, colocándolo nuevamente como la menor carga tributaria de la región. Para 2019, el escenario no es prometedor. Hasta abril la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) acumuló una brecha de Q860.2 millones. No obstante, es que al cierre del ejercicio fiscal sume un agujero de Q2.5 millardos.

PROPUESTAS

La debilidad fiscal que tiene por ahora el país deberá ser abordada por el próximo gobierno.

De acuerdo con los planteamientos de los distintos candidatos a la Presidencia, la apuesta para la administración tributaria es la tecnificación para poder avanzar en la recaudación.