Viernes 25 DE Septiembre DE 2020
Inversión

Sector agrícola con menor demanda de créditos en 2018

El año pasado el crecimiento del crédito fue de 6.7 por ciento, impulsado principalmente por el consumo y la manufactura.

 

Fecha de publicación: 24-01-19
Por: LORENA ÁLVAREZ elPeriódico

A paso lento se recuperó el comportamiento de la cartera de créditos el año pasado. Según datos de la Superintendencia de Bancos (SIB), el crecimiento total fue de 6.7 por ciento, sin embargo, actividades productivas como las agrícolas se mantuvieron en el mismo nivel y el sector de servicios tuvo una caída de 2.4 por ciento.

En monto, el crédito para consumo sigue siendo la principal apuesta del sistema bancario, con un total de Q68.8 millardos en cartera, representó el 37.5 por ciento del total de la cartera del año pasado que cerró en Q183.6 millardos.

Del crédito destinado al consumo, Q62.8 millardos fue para adquirir mobiliario, vehículos, utensilios para el hogar y prendas para uso personal entre otros. El consumo con tarjeta de crédito sumó Q11.3 millardos, lo que representó un crecimiento cercano al 12 por ciento con respecto a los Q10.1 millardos de 2017.

Mientras que la demanda crediticia para el desarrollo de actividades productivas en el agro, la construcción, y los servicios comunales y personales fue menos dinámico.

El diputado Fernando Montenegro dijo que el crecimiento registrado en el crédito demuestra que la economía no crece lo suficiente, y se tiene un resultado mediocre. La actividad económica no está requiriendo crédito y con las regulaciones que se tienen se complica el acceso al financiamiento, explicó.

ESTIMACIÓN ALTA

El Banco de Guatemala (Banguat) estimó para 2018 una tasa de aumento del crédito bancario al sector privado un rango de seis y nueve por ciento y para 2019 se ubique entre siete y diez por ciento.

Montenegro agregó que las regulaciones para evitar la concentración de créditos y fortalecer el combate contra el lavado de dinero hace que los requisitos para acceder a un crédito sean más complejos. Las pequeñas empresas en algunos casos no pueden cumplir con presentar los flujos de caja y otros requisitos, además de los estados financieros que piden en los bancos y se ven obligados a recurrir a créditos fuera del esquema formal, comentó el diputado.

Para este año aunque la proyección de la banca central se mantiene, el congresista anticipó que no habrá “un despegue” porque no ha cambiado nada y las tasas siguen siendo altas.

De acuerdo con la SIB el número de créditos otorgados en los últimos años aumentó en 45 mil y registró un cierre de 3.14 millones. Las reducciones en la cantidad de préstamos se ve en el sector agro y el comercio con 8 mil 352 y 18 mil 366 menos. El principal aumento se observó en el consumo con tarjeta de crédito que creció 8.5 por ciento que equivale a 94 mil 747 más, cifra que eleva el total a 1.2 millones de usuarios.

CARTERA EN MORA

En 2018 la mora bancaria fue de 2.18 por ciento, siendo el sector de créditos empresariales menores y de microcréditos los que tienen una tasa más alta con 7.6 y 4.1 por ciento de morosidad. En 2017 la mora fue de 2.32 por ciento.

8.5%

creció el consumo con tarjeta de crédito, que equivale a 94 mil 747 usuarios más.