Lunes 22 DE Julio DE 2019
Inversión

Gobierno y empresarios trabajarán en política para salario mínimo

Las cámaras empresariales proponen que el próximo año se discuta el salario por productividad y el salario a tiempo parcial.

 

Fecha de publicación: 29-12-18
Por: B. LIX / E. VÁSQUEZ elPeriódico

 

El anuncio del Ejecutivo de fijar el salario mínimo para 2019 sin incremento ha sido bien recibido en el sector patronal. En los comunicados emitidos hacen un llamado al establecimiento de una nueva política nacional de salario mínimo.

El director ejecutivo de la Cámara de Industria, Javier Zepeda, explicó que la propuesta consiste en crear mesas técnicas con distintos sectores para generar la política que incluya dinámicas como salario por productividad y salario a tiempo parcial.

Además de integrar el convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para incluir a más personas en el trabajo formal. “Eso de dejar en manos del Presidente de turno una revisión del salario mínimo hace que la competitividad del país no tenga la suficiente certeza para las inversiones”, agregó.

Este año la Comisión Nacional del Salario (CNS) y las comisiones paritarias no llegaron a acuerdos. “El Presidente tomó en cuenta aspectos de las variables económicas del país, el salario mínimo es uno de los más altos de Latinoamérica. Estamos buscando que exista una verdadera política nacional de salarios”, afirmó el ministro de Trabajo, Gabriel Vladimir Aguilera.

El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) y la Cámara del Agro reiteraron la disposición de ofrecer insumos técnicos para su discusión. Al mismo tiempo aseguraron que dejar el salario con los mismo valores que el año pasado “reduce la informalidad y protege los empleos actuales”.

Según el Acuerdo Gubernativo 242-2018, el salario mínimo para 2019 para las actividades agrícolas y no agrícolas se fijó en Q90.16 diarios y para la actividad exportadora y de maquila Q82.42.

SIN CUBRIR CBA

Para el sector empleador el salario mínimo no cubrirá el costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), conformada por 34 productos, la cual se cotizó en Q3 mil 597.45 en noviembre, mientras que el valor de canasta ampliada se ubicó en Q8 mil 306.28.

La paga diaria para las actividades agrícolas y no agrícolas sumarán al mes un salario nominal de Q2 mil 712.37 más una bonificación de Q250.00 con un total de Q2 mil 992.37.

Mientras que para la maquila y exportación que incluye los call centers, el pago diario sumará al mes Q2 mil 508.16 con el incentivo alcanza los Q2 mil 758.16.

Rigoberto Dueñas, directivo de la Federación de Trabajadores Campesinos y Urbanos y miembro de la CNS, indicó que desde el sector empleador se rechaza la decisión del presidente Jimmy Morales la cual consideran ilegal. De acuerdo con Dueñas, se transgrede el Artículo 113 del Código de Trabajo y el Acuerdo Gubernativo 776-94. “El Estado está condenando a la miseria y a la generación de más pobreza”, dijo.

La economía no se incentiva restringiendo los bolsillos, es necesario aumentar el poder adquisitivo de los guatemaltecos para generar mayores consumos.

Sobre la creación de una nueva política, opina que es nocivo porque no habría una discusión del salario cada año, se pretende que se retroceda con una fijación periódica por cada tres o cuatro años. “El 3 de enero nos reuniremos varios líderes sindicales para una primera sesión de discusión para evaluar qué acciones se realizarán”.

El Sector de Mujeres y la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (Unamg) manifestó que la decisión gubernamental “es una muestra del avance del Pacto de Corruptos que afecta principalmente a las mujeres y el área rural con un impacto en la canasta básica y no proporciona condiciones dignas a la población”.

Por aparte el Movimiento Sindical y Popular Autónomo guatemalteco y Sindicatos Globales enviaron una carta al presidente de la Junta Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), en el que reclaman que la decisión no se hizo bajo criterios técnicos.