Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Inversión

Industria de espectáculos crece, pero no se mide su impacto

La SAT reporta que aproximadamente aporta Q30 millones al año.

Fecha de publicación: 16-07-18
A nivel global los espectáculos aportan divisas que benefician a diversos sectores económicos como publicidad, turismo y restaurantes. Por: Geldi Muñoz Palala elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Las actividades públicas como conciertos, funciones de teatro, circo o cine, e incluso barras show, se incrementan cada año y deben reportarse al fisco. Sin embargo, es díficil obtener datos exactos porque muchos se realizan sin autorización.

Las estadísticas de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) dan una idea del aporte, al menos de actividades formales y autorizadas. Y aunque no hay datos consolidades los entrevistados coinciden que un espectáculo siempre genera venta de comida, playeras, servicio de taxi, entre otros.

La recaudación de los contribuyentes que realizan espectáculos públicos culturales, deportivos, artistas de teatro, televisión y otros, durante 2017 ascendió a Q27.4 millones, según la SAT. Fue menor en 3.36 a lo reportado en 2016 (Q28.4 millones). Al 30 de abril sumaron Q13.7 millones.

La SAT aclaró que estos impuestos son aplicables para el artista, no a la empresa organizadora. “La información de las empresas, dependen del régimen en el que están inscritos y la actividad económica principal, por lo que no puede haber una estimación exacta”, se indicó.

Un promotor de eventos aseguró que al contratar a un artista internacional este fija una cantidad libre de impuestos. “El 15 por ciento se supone que lo pone él, pero en realidad lo paga el promotor de su bolsa, entonces sube el precio de los boletos del show”, indicó.

Otros indicios del aporte

Según el Banco de Guatemala, no se cuenta con datos referentes al aporte que los espectáculos públicos, actividades culturales o de entretenimiento representan para la economía.

El pago con tarjeta de crédito aporta otro dato del sector. Según Isabel Villagómez, directora de Comunicación Mastercard para México y Centroamérica, el gasto de las tarjetas en espectáculos públicos en Guatemala representa el 2.3 por ciento del total de consumo de la facturación “la cual en promedio en esta categoría es de US$58”, agregó.

El dato de Mastercard da cuenta que el uso de la tarjeta de crédito para pagar entradas a espectáculos públicos crece 4.9 por ciento anual.

Los espectáculos entran en el concepto de Economía Naranja acuñado por el Banco Interamericano de Desarrollo, que se refiere a bienes y servicios que utilizan la creatividad y el capital intelectual como componente potencial de crear empleos, riqueza y bienestar.

Mariam Polanco, presidenta de la Comisión de Industria Creativa (Icrea),  comentó que, en 2017 con la cooperación del Programa Nacional para la Competitividad, Banguat y Ministerio de Cultura y Deportes comenzaron el proyecto piloto de la cuenta satélite para contar con estadísticas oficiales de la industria y saber su impacto en la economía.

En aumento

La Dirección General de Espectáculos Públicos autorizó 642 licencias en 2017, de los cuales 126 fueron eventos extranjeros. En 2016 fueron 766 licencias, 143 eventos extranjeros. Al 25 de mayo pasado se habían emitido 254 licencias, 33 para eventos extranjeros.

El director de Espectáculos Públicos, Carlos Donis, explicó que no se solicitan licencias para todos los eventos, por lo que, el número de actividades puede ser mayor. Algunos son autorizados por las municipalidades.

Reconoció que no tienen capacidad para inspeccionar todos los lugares y eventos. Solo son seis inspectores para todo el país. Se cuenta con una ley de 1956, que necesita reformas.

Un promotor de espectáculos que prefirió el anonimato se quejó que son muchos los requisitos que les piden para autorizar una licencia, además faltan recintos que también cumplan con lo que pide la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres. “Hay muchos eventos que no se registran, han proliferado muchos eventos y promotores, hay mucho lavado de dinero”, aseguró.

Q4

Mil costó la entrada más cara para ir a ver a Maroon 5, una de las tarifas más altas que se ha vendido en el país.

Etiquetas: