Viernes 17 DE Agosto DE 2018
Inversión

“Luchar contra la corrupción requiere perseverancia” Esther Pérez Ruiz, jefa de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para Guatemala.

La funcionaria advierte que la lucha contra la corrupción es una carrera de fondo que va más allá de un mandato presidencial. Esta administración debe avanzar lo más que pueda, indica Pérez Ruiz.

Fecha de publicación: 12-06-18
Esther Pérez Ruiz, jefa de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para Guatemala. Por: Lorena Álvarez elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

¿Cuáles son los principales riesgos para la economía guatemalteca?

– Antes de responder a la pregunta, me gustaría expresar nuestras más profundas condolencias por la pérdida de vidas humanas tras la erupción del volcán de Fuego el pasado 3 de junio.

Los riesgos para las perspectivas de crecimiento de este año, del 3.2 por ciento, apuntan a la baja. Estos incluyen un aplazamiento de las decisiones jurídicas que afectan a la actividad de las industrias extractivas, una ejecución del gasto inferior al techo de gasto para este año. En el ámbito externo, un deterioro de las condiciones financieras mundiales y el tema migratorio en EE. UU.

¿Cuánto impacta la baja carga tributaria el crecimiento económico?

– La carga tributaria tiene como uno de sus principales objetivos dotar al Estado de los recursos suficientes para atender la provisión de bienes públicos, tales como salud, educación y la infraestructura, los cuales son fuente de prosperidad. La evidencia internacional sugiere que niveles de carga tributaria inferiores al 15 por ciento están asociados a niveles de desarrollo económico y humano bajos.

¿Cómo puede el gobierno lograr que la sociedad apoye una reforma tributaria en un ambiente con señalamientos de corrupción?

– Buena gobernanza y reforma tributaria deben avanzar en paralelo. Las medidas actualmente en curso para restablecer la confianza y agilidad en la contratación pública, la rendición de cuentas del gobierno, y la lucha contra el fraude fiscal, y una mayor flexibilidad del gasto y la profesionalización del servicio civil son todos ámbitos en los que hay que avanzar. También es importante concentrar los recursos adicionales de toda reforma tributaria en programas de gasto de alto impacto. Los bajos niveles de ingresos públicos en Guatemala son una limitante importante al crecimiento, por lo que la reforma fiscal debe abordarse con prontitud.

¿Se puede proponer un impuesto temporal para infraestructura?

– Guatemala presenta un déficit de infraestructura considerable, por lo que superarlo va a requerir financiación tanto público como privado. En materia de red vial, por ejemplo, los estudios de ingeniería sobre trazado óptimo de carreteras para Guatemala apuntan a tres kilómetros de carreteras rurales por cada kilómetro urbano, por lo que los impuestos formarán parte de la financiación.

¿Qué opinión tiene de la iniciativa de ley que analiza el Congreso para infraestructura vial?

– Guatemala necesita un modelo efectivo de contratación, licitación, mantenimiento y gestión de activos viales. El nuevo marco regulatorio debería unificar el vasto conjunto de normativas existentes en materia de infraestructura vial y así ofrecer certeza jurídica a los potenciales inversores. El análisis del detalle de la iniciativa de ley está en curso.

¿Cuáles son las acciones que aún faltan para reducir la corrupción?

– La lucha contra la corrupción requiere perseverancia. Vemos margen para fortalecer la independencia y eficacia judicial en la resolución de los casos pendientes. También debe avanzarse en transparentar los regímenes de divulgación de activos de los funcionarios públicos y de la determinación de los beneficiarios finales de las personas jurídicas.

¿Este gobierno puede emprender aún acciones contra la corrupción, para elevar la carga tributaria, entre otros?

– Es responsabilidad del gobierno avanzar en todos y cada uno para cosechar mayores resultados y pasar a la siguiente administración en las mejores condiciones posibles.

“La evidencia internacional sugiere que niveles de carga tributaria inferiores al 15 por ciento están asociados a niveles de desarrollo económico y humano bajos”.