Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Inversión

Crisis política afecta comercio y emprendimiento en la región

El principal sector afectado es el transporte de mercancías por el bloqueo de las vías terrestres.

Fecha de publicación: 30-04-18
Por: Geldi Muñoz Palala elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

 

 

La región centroamericana, además de compartir un espacio geográfico y mantener un comercio creciente, tiene en común crisis políticas que han terminado en manifestaciones. Durante el trimestre han afectado el comercio, el emprendimiento y la seguridad de sus habitantes.

El hecho más reciente ocurrió en Nicaragua. Miles de personas salieron a las calles a protestar contra una reforma al Seguro Social por parte del gobierno del presidente Daniel Ortega. Este los reprimió con violencia, lo cual dejó como saldo varios fallecidos y saqueo de comercios.

De acuerdo con Héctor Fajardo, miembro de la Federación Centroamericana de Cámaras de Transportistas (Fecatrans), cuando esto sucede se da un impacto negativo para el comercio porque las mercancías se movilizan principalmente por la vía terrestre.

El transporte corre el riesgo de ser detenido por manifestantes que les bloquea el paso y les saquee la mercancía como sucedió en Honduras al principio de este año, después de la inconformidad con los comicios electorales, agregó Fajardo.

En esa ocasión, el vecino país se vio impactado en la movilidad de turistas, personas y carga. En Nicaragua medios locales afirmaron que hubo cancelaciones de viajes por temor a que sigan los hechos violentos.

En Guatemala, los bloqueos de las carreteras por inconformidades son frecuentes, los transportistas esperan a que estos se levanten, lo cual les retrasa sus recorridos.

Intercambio comercial

Según la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA), las exportaciones totales de Centroamérica sumaron US$30.6 millardos en 2017 y registraron un incremento del 9.8 por ciento respecto a 2016. De estas ventas, un 30.8 por ciento se realizaron en el mercado intrarregional, lo cual demuestra la importancia que tiene el comercio.

Las importaciones sumaron US$70.2 millardos, un 6.7 por ciento más que al mismo período de 2016.

Un ejemplo

La directora de Relaciones Institucionales de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), Fanny D. Estrada, opina que Nicaragua ha sido un ejemplo en Centroamérica de estabilidad, de seguridad y atractivo para las inversiones.

“Sin duda esta situación que está pasando les va producir una fractura muy fuerte en la parte de atracción de inversiones”, dijo.

El presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), Marco Augusto García Noriega, refirió que el caso de Nicaragua, “hay inversionistas, socios y comerciales nuestros, aunque lo más fuerte es Guatemala, El Salvador y Honduras”.

“Guatemala sí tiene muchas inversiones ya en Nicaragua, y que es uno de los temas que nos preocupan y ojalá que por el pueblo nicaragüense pueda resolver este problema rápidamente y salir de la coyuntura”, dijo García Noriega.

Para 2017, los ingresos de inversión extranjera directa (IED) en Nicaragua alcanzaron los US$1.44 millardos. La IED registró una tasa de crecimiento promedio anual de diez por ciento durante el período 2008-2017. Estos resultados reflejan la existencia de un clima de estabilidad y seguridad respaldado por un sólido marco legal para las inversiones, según PRONicaragua.

En Guatemala, la inestabilidad política y falta de certeza alejó las inversiones extranjeras en 2017. El Banco de Guatemala (Banguat) registró US$1.14 millardos de divisas recibidas, 3.2 por ciento menos.

El presidente de Agexport, Antonio Malouf, lamentó las vidas perdidas en Nicaragua e instó al diálogo a todos los interlocutores ya que estos hechos afectan la imagen de la región.

Para el investigador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), David Casasola, los inversionistas que están en la región ya conocen la diferencia entre cada uno de los países, y son capaces de separar que lo que sucede en Nicaragua, no necesariamente está conectado con Guatemala.

El impacto más directo es en las transacciones diarias  pero que no se cree pueda impactar el PIB, afirmó Casasola.

“Para otros inversionistas puede que genere una percepción negativa. Estos hechos refuerzan la idea de que no es tiempo de venir a la región”.

David Casasola,  investigador del CIEN

Etiquetas: