Lunes 16 DE Septiembre DE 2019
Inversión

Rumbo de la economía apunta a un bajo crecimiento este año

En el último mes del primer cuatrimestre las señales para una reactivación fuerte aún son débiles.

Fecha de publicación: 06-04-18
Por: Lorena Álvarez lalvarez@elperiodico.com.gt

Transcurrido el primer trimestre del año, el comportamiento del crédito bancario, los precios de las materias primas y la ausencia de inversión pública en infraestructura y nuevos proyectos privados, son síntomas que la economía se está enfriando apuntan analistas.

Este año el Banco de Guatemala (Banguat) pronostica que la economía estaría logrando una tasa de crecimiento entre 3 y 3.8 por ciento, siendo el valor central del rango de 3.6 por ciento el que se ha utilizado para las proyecciones de los ingresos tributarios, entre otros.

Sin embargo, la baja inversión en el sector de la minería y el crédito bancario estancado tendrían un impacto en el desempeño de la economía de 0.3 por ciento lo que reduce la estimación a un rango entre 3.5 y 3.2 por ciento, dijo Paulo de León, director del Central American Business Intelligence (CABI).

Valores menos optimistas por casos como el de la mina San Rafael que aún está sin reactivar sus operaciones por una decisión judicial, comentó De León.

El economista Erick Coyoy, coincidió en que las autoridades deberán revisar la estimación de crecimiento a un valor más cercano al 3 por ciento, debido a que las condiciones de inversión no han cambiado en el país.

“Hay condiciones favorables a nivel internacional, pero no se están aprovechando a nivel interno”, mencionó Coyoy.

El panel de analistas privados que consulta en Banguat para elaborar la Encuesta de Expectativas Económicas, también ubicó en marzo en 3 por ciento la estimación de crecimiento, lo que corresponde a una reducción desde
3.1 por ciento al que apuntaron en febrero pasado.

El año pasado el titular de la cartera de Finanzas, Julio Héctor Estrada, anunciaba un proyecto de presupuesto para este año se centraba en la reactivación de la inversión pública, pero el Legislativo mantuvo el techo del presupuesto 2017, lo que entre otros factores dificulta la ejecución de las obras viales.

Se tienen carreteras sin mantenimiento y en general una red en mal estado, comentó De León.

Recaudación débil

Lograr la meta de recursos fiscales es otro de los puntos que este año también esta en duda, comentó De León, lo que alejará la posibilidad de realizar inversiones en infraestructura vial.

Según el acta de la Comisión Técnica Fiscal para este año los ingresos brutos llegarán a Q63.2 millardos y la recaudación neta será de Q60.3 millardos. Esto permitirá cerrar con una carga tributaria de 10.2 por ciento. A la Superintendencia de Administración Tributaria le corresponder obtener Q59.8 millardos.

Modelo peruano

CABI presentó ayer el estudio “Impacto económico y fiscal de los proyectos mineros en Guatemala” en el que se resaltó la necesidad de contar con un modelo para atraer y fomentar las inversiones que generan ingresos al fisco y empleo en el país.

Uno de los casos que se puede analizar es el de Perú. Se tienen reglas claras, normativa para implementar la consulta de Convenio 169 de la OIT, un adecuado mecanismo para el cierre de los proyectos y la construcción de obras (carreteras y lo que demande la comunidad) por impuestos.

Es un modelo que podría funcionar en Guatemala, reconoció De León.

 

3.8%

es el escenario optimista de crecimiento para la economía estimado por el Banguat.