Domingo 15 DE Diciembre DE 2019
Inversión

Gremial considera regular la importación de autos usados

Los demás países de la región tienen mayor restricción que Guatemala e incluso buscan más reformas.

Fecha de publicación: 19-03-18
Por: Geldi Muñoz Palala elPeriódico

 

Guatemala no tiene restricción en el año de importación de vehículos usados, mientras que El Salvador tiene en discusión reducir de ocho a seis años, en Panamá se busca pedir requisitos para disminuir las emisiones de los automóviles, y en Costa Rica empiezan nuevas regulaciones.

Sin embargo, el aumento que se ha dado en los vehículos importados usados, y el crecimiento del tránsito ha hecho que los mismos importadores de estos consideren necesario una mejor regulación.

De acuerdo con la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), en 2017 las importaciones de autos usados alcanzaron los 145 mil 154, un 5.3 por ciento más que en 2016 cuando sumaron 137 mil 787.

En 2004 las importaciones de vehículos usados fueron 29 mil 966, casi similar a los 32 mil 662 nuevos, pero desde 2009 esto cambió hasta llegar a casi quintuplicar la cantidad, ya que los nuevos fueron a penas 30 mil 438.

De los 3.5 millones de unidades del parque vehicular, 1.3 millones son del modelo 2009 en adelante, mientras el resto son del 2008 hasta 1986 e incluso menor.

Dificultades

En un día con mayor tránsito circulan por la ciudad capital alrededor de 1 millón 125 mil carros, lo cual complica la movilidad. A esto se suma, según Amílcar Montejo, intendente de la Policía Municipal de Tránsito, la atención entre 100 y 132 vehículos averiados, de estos más del 50 por ciento son del modelo 87 para atrás.

“No sé si son importados usados, pero son carros que no tienen la aguja o el censor que les indica que se están quedado sin combustible, están en muy mal estado”, dijo.

Propuesta

La falta de restricción que tiene Guatemala sobre los autos que se pueden importar propició que se incremente el parque vehicular. Con la Ley de Actualización Tributaria Decreto 10-2012 que estableció el Impuesto a la Primera Matrícula (Iprima), se prohibía la importación para los de 10 y 15 años de antigüedad, pero este fue impugnado por la Gremial de Importadores de Vehículos Usados, y la Corte de Constitucionalidad derogó la prohibición.

Nelson Escalante, secretario general de dicha gremial, afirmó que plantearon ese recurso de inconstitucionalidad porque en ese momento la situación del país era diferente, las posibilidades para comprar un carro eran menores. Explicó que ya se acordó con los agremiados para que no importen con esa antigüedad.

“Como gremial estamos en toda la disposición de sentarnos, crear nuevos reglamentos, nuevas directrices a la importación”, resaltó al dar a conocer que la propuesta que sugieren es de diez años carro particular, 15 años camiones, suv y picops, y 20 para vehículos comerciales como tractores, camiones, de volteo porque son vehículos
demasiados caros.

El presidente de la Comisión de Comunicación y Transporte del Legislativo, Óscar Fernández, comentó que por ahora no han considerado este tema, pero que podría buscar plantear una iniciativa luego de un análisis para no afectar a las personas que no pueden comprar carros nuevos.

Para el diputado Raúl Romero, se trata de un problema mucho más profundo y que se debe sentar a todas las partes involucradas para buscar una solución integral porque solo limitar la importación de usados no ayudará a resolver los problemas de movilidad.

En la estrategia fiscal ambiental para la mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático que promueve el Ministerio de Finanzas Públicas junto a otras instituciones, se evalúa la posibilidad de gravar productos que acaban contaminando severamente el medio ambiente, entre ellos el parque vehicular, así como promover un reglamento que incentive el uso de vehículos eléctricos.

“La idea es equilibrar demanda y la necesidad de comprar  carros usados”.

Raúl Romero,  diputado.