Jueves 17 DE Octubre DE 2019
Inversión

Talento en desajuste con las expectativas de empresarios

Fundesa presentó la tercera edición del estudio de “Brechas de Talento”, donde identificó tres de ellas en la fuerza laboral del país.

Fecha de publicación: 08-02-18
A criterio de Fundesa, de los tres tipos de brecha que se encontraron en el país, la más preocupante es la de calidad.
Por: Braulio Palacios elPeriódico

El resolver problemas, llevar lo aprendido a la práctica y planificar el tiempo son las competencias más difíciles de encontrar para las empresas a la hora de contratar personal en Guatemala.

El estudio Brechas de Talento 2017, presentado ayer por la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), identificó las tres brechas en materia de competencias y perfiles académicos que separan lo que busca el sector productivo y la oferta de profesionales del sector académico.

Mishell Grotewold, investigadora asociada de Fundesa, explicó que se identificaron en el mercado laboral doméstico brechas en la cantidad, pertinencia y calidad del talento local, siendo esta última la más grande país.

Con esto, Guatemala evidencia casos en los cuales podrían existir programas educativos formando determinadas competencias, pero cuyo resultado en las personas no se ajusta a las expectativas del empresario del sector.

“La academia prioriza ciertas competencias genéricas, pero los empresarios las calificaron con un valor bajo, generando un desfase entre la oferta y demanda”, indicó Grotewold, quien dijo que en base al tipo de brecha identificada se pueden proponer estrategias para el cierre de las mismas.

Según los hallazgos del estudio Brechas de Talento, hay un desfase entre el número de la demanda y la oferta de perfiles, el nivel de las personas no se ajusta a las expectativas de los empresarios y la oferta de formación no atiende a los requerimientos del sector productivo del país.

Felipe Bosch, presidente de Fundesa, dijo durante la presentación de los resultados, que el uso de las nuevas tecnologías renuevan las carreras que demanda un mundo competitivo.

Involucrar a empresarios

A criterio de Fundesa, de los tres tipos de brecha que se encontraron en el país, la más preocupante es la de calidad. Por lo que se debe involucrar al sector productivo en la acreditación de competencias y garantizar que cumplan con las expectativas.

Gabriel Biguria, de Empresarios por la Educación, opinó que ante una formación que no se ajusta a las necesidades, las empresas deben fortalecer las capacidades de sus trabajadores, para hacer que alcancen el nivel de competencia que requieren.

Según la investigadora de Fundesa, también es necesario que los empresarios tengan claridad sobre los exigencias de capital humano. “Si identifican las competencias que requieren para sus trabajadores se podrá orientar a la academia sobre los perfiles”, señaló.

 

Niveles académicos

 

Cada clúster que participó en el  estudio fue consultado sobre el grupo de trabajadores más grande en su planilla, según el nivel académico. En 12 de 19 clústeres prevaleció el nivel “Diversificado”o  “Sin educación” a “Técnico”.

19

Clústeres se incluyeron en el estudio Brechas de Talento.

3

estudios  de este tipo ha presentado Fundesa.