Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Inversión

“El país necesita estabilidad en el ámbito político” José Alejandro Arévalo

José Alejandro Arévalo, superintendente de Bancos, explicó que S&P le dio una advertencia al país de los riesgos de caer en la calificación de riesgo país por la inestabilidad política que persiste.

Fecha de publicación: 24-10-17
Por: Lorena Álvarez elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

¿Cuáles son las implicaciones de la decisión de la calificadora Standard and Poor’s (S&P) de revisar a la baja la nota para Guatemala?

– El tema que se debe ver es que Guatemala ya ha recibido otras advertencias, que los guatemaltecos debemos tomar en cuenta. En el ámbito político hemos recibido cartas de miembros del senado de EE. UU., de personajes importantes a nivel internacional, de Naciones Unidas y de países amigos que nos están advirtiendo que Guatemala tiene que mejorar en el ámbito de la estabilidad política. Y ahora S&P nos hace verlo desde el punto de vista económico, pero no porque Guatemala tenga dificultades en el ámbito económico, sino porque el país necesita entrar en un periodo de estabilidad en el ámbito político. Lo que hizo S&P fue mantener la calificación en BB, pero cambió la perspectiva. Nos está indicando que si se sigue en el mismo camino nos podrían bajar la calificación.

¿Esta advertencia afecta a las entidades del sistema financiero?

– No, porque se trata de una advertencia, pero si no se corrige el riesgo, no nos ponemos de acuerdo y no se da confianza en la parte política y de gobernabilidad de que estamos avanzando para llegar a un país moderno y confiable, entonces si pueden bajar la calificación. Aún falta que se pronuncien las otras dos calificadoras, Moody’s y Fitch.

¿Se trasladaría un impacto a las tasas de interés?

– Solo podría afectar a las tasas de interés de Gobierno, no a los bancos locales. Es decir, que cuando el Gobierno coloque bonos en el mercado internacional se podría tener un costo más alto. Esta calificación es la de riesgo soberano. Hay que tener claro que es una advertencia, tenemos que darnos cuenta que nuestra situación macroeconómica es envidiable, pero si seguimos por el rumbo actual corremos el riesgo de una reducción.

¿El escenario se complicaría si continúa la inestabilidad política y se da un aumento en el déficit fiscal el próximo año?

– El déficit fiscal está controlado. En 2018 se propone un aumento, pero como lo planteó el Ministerio de Finanzas, al verlo en conjunto se tiene un promedio por debajo del dos por ciento, que es lo recomendado. Para el próximo año se proyecta un déficit de 2.6 por ciento, pero este año será cercano al uno por ciento.

“Cuando el Gobierno coloque bonos en el mercado internacional se podría tener un costo más alto”.

Etiquetas: