Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Inversión

Seguridad para estructuras carece de regulación

Los especialistas recomiendan agilizar una legislación que reduzca los riesgos en edificaciones por la alta actividad sísmica.

 

Fecha de publicación: 27-09-17
Por: Geldi Muñoz Palala elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

 

El país es carente de una normativa que regule la seguridad estructural de edificaciones. En la actualidad solo existen unas recomendaciones emitidas por la Asociación Guatemalteca de Ingeniería Estructural y Sísmica (AGIES). “Son normas pero no de cumplimiento obligatorio, solo es una propuesta. De carácter obligatorio el Congreso debe aprobar una legislación”, explicó el especialista del Departamento de Obras e Infraestructura de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Hardany Navarro.

Navarro explicó que funciona un Código Municipal y Reglamento en las municipalidades de Quetzaltenango, Villa Nueva, Mixco, Guatemala y Santa Catarina Pinula, pero tiene falencia porque ha sido copiado de una municipalidad a otra.

Comentó que varias instituciones trabajan para plantear un Código de Construcción para el país que sea la base para cada Municipalidad, y luego cada una tenga su propio reglamento; sin embargo, no se ha llevado a cabo. Ante la falta de códigos de construcción, Conred adoptó algunos de AGIES para generar las normas de reducción de desastres y estas pasaron a ser obligatorias –NRD1, NRD2 y NRD3–, pero solo son una parte de la normativa.

Preparación

El miembro fundador de AGIES, Héctor Monzón Despang, explicó que la mayor parte de amenaza sísmica está concentrada en la parte sur de Guatemala, el altiplano y en una parte de Izabal.

Agregó que el valle de Guatemala es una trinchera geológica sísmicamente activa, rodeada de las zonas de fallas de Mixco, Santa Catarina Pinula, Motagua y Jalpatagua, son fallas menores que producen sismos sumamente dañinos.

Monzón Despang hace la advertencia debido al crecimiento urbano que tiene el valle de Guatemala con nuevas ofertas de vivienda vertical y la construcción informal. “Se debe estar prevenidos debido a que los sismos ocurren en secuencias y existe el pronóstico de sitio que en la zona de subducción haya uno fuerte y afecte el sur del país”, agregó.

El socio fundador de AGIES indicó que para reducir el riesgo se tiene que bajar la vulnerabilidad en las edificaciones y en los sitios, y eso se logra con planes de ordenamiento territorial. “El más probable próximo es el del Pacífico. Los eventos se dan con secuencia media de 75 años (1717, 1772, 1862 y 1942)”.

Refirió que en la edificación formal, las estructuras construidas de los años noventa a la fecha tienen baja vulnerabilidad, pero tienen riesgos no estructurales como cielos falsos, lámparas, fachadas y tabiques.

Según Monzón, los edificios que presentan mayor vulnerabilidad son los que están antes de los años setenta, y que se debe tener en cuenta que las edificaciones que soportaron el terremoto de 1976 no van a soportar uno nuevo, ya que “cada sismo tiene su propia firma”, y un ejemplo es lo ocurrido en México recientemente.

La experta de Conred, Ana Cristina Rodríguez, refirió que las estructuras que tienen más de 50 años poseen también mayor riesgo ya que por ser patrimonio nacional, no pueden ser reforzados, deben cumplir una normativa específica.

Monzón indicó las edificaciones de los tres pisos en mampostería de block que exceden de los tres pisos incrementan los riesgos, así como los asentamientos humanos.

Legislación

La asociación de ingenieros tiene presente que no se utiliza una supervisión independiente de la construcción. En la nueva edición de las normas NSE se trató de poner una manera más efectiva para la supervisión técnica, ya que ahora la Municipalidad le pide al ingeniero que diseña los planos que firme, pero no a la constructora, ni pide reportes de la supervisión.

Navarro refirió que esto tendría que incluirse en el Código de Construcción, ya que existen personas que por ganar un poco reducen los costos y no siguen lo que dicen los planos.

Juan José Maldonado del área de mitigación de Conred, comentó que en su mayoría la construcción pública  está viciada por las coimas o sobornos lo cual reduce la calidad final de la obra  y de  una certificada supervisión en cada una de las construcciones.

En la capital

Carlos Sandoval, director de comunicación de la Municipalidad capitalina, afirmó que para las edificaciones actuales las construcciones deben tramitar las licencias en la ventanilla única, que incluye requisitos como el diseño de planos por ingeniero colegiado, plan de emergencias, diseño de tubería, pasillos, entre otros. Comentó que estos se trabajan con las normas que pide la Conred y para ello las personas deben contar con el aval de esta.

Además refirió que para que se den los permisos se debe tener la autorización de ocho entidades del Estado.

Sandoval refirió que las construcciones nuevas no tienen mayor problema porque cumple con las normas establecidas como la zona 10 y 14.

“Se debe estar prevenidos debido a que los sismos ocurren en secuencias”.

Héctor Monzón Fundador de Agies.

Etiquetas: