Lunes 19 Junio 2017
Inversión

“No se puede crecer al seis por ciento sin inversión” Alejandro Trapé, director del Instituto de Competitividad de ADEN

El director del Instituto de Competitividad de ADEN Business School, Alejandro Trapé, opina sobre la posición 15 que obtuvo Guatemala en el “Ranking ADEN de competitividad para América Latina 2017”, que midió el clima de negocios en 18 economías.

Alejandro Trapé, director del Instituto de Competitividad de ADEN Por: Braulio Palacios elPeriódico

¿Qué puede decir de la posición de Guatemala en el estudio?

– Una posición 15 es estar en un puesto con menor posibilidad de atraer inversiones. Esa es la posición de una economía con un clima de negocios no tan bueno o que tiene al lado a países con mejores condiciones para acoger inversión extranjera.

¿Qué indican los punteos que tuvo el país en los indicadores evaluados?

– Que en Guatemala el acceso a la tecnología es una materia pendiente. También, que hace falta cobertura en necesidades básicas y de infraestructura. El país tiene puntajes bajos en infraestructura de caminos, puertos y aeropuertos. Y todos son elementos importantes al momento de decidir en qué país invertir.

¿Cómo evalúa el desempeño de Guatemala, contrastado con sus pares centroamericanos?

– Si miramos el puntaje de Guatemala en los últimos siete años del estudio podemos ver que no ha cambiado demasiado. Un año mejora, pero al siguiente retrocede. No se observan mejoras significativas. Mientras eso sucede, Nicaragua y Honduras, han hecho correcciones y lo han superado en el ranquin.

¿A qué se arriesga el país con esos resultados?

– La inversión es deseable porque cuando se instalan empresas nuevas se mueve la actividad económica. Los países latinoamericanos necesitan que inversión externa se coloque en sus territorios. Eso genera empleo y menor pobreza. Todo ese potencial en capital y movimiento económico Guatemala se lo está perdiendo.

Guatemala se queda corto en sus crecimientos. ¿Es posible que crezca a un mayor ritmo pero con poca inversión?

– No se puede. Con un clima de negocios deteriorado se puede crecer, sí, pero a niveles bajos. Una buena tasa de crecimiento está entre el cuatro y cinco por ciento. Guatemala en los próximos años debe crecer al seis por ciento para recuperar el terreno perdido. Y no se puede crecer al seis por ciento con este nivel de competitividad. Así, es difícil vender a un país como un lugar de inversiones.