Viernes 19 Mayo 2017
Inversión

Sugieren una nueva ley de contrataciones del Estado

La legislación original data de 1992 y se han realizado modificaciones en varias ocasiones. Este mes ingresó una propuesta que debilita los controles, específicamente en el gasto realizado por las alcaldías.

El diputado Adim Maldonado, presidente de la Comisión de Finanzas junto a Nineth Montenegro explicaron los remiendos que ha tenido la ley. Por: Lorena Álvarez elPeriódico

La iniciativa 5269 busca modificar la Ley de Contrataciones del Estado y permitir que las alcaldías puedan contratar bienes, suministros o realizar obras bajo el régimen de cotización a partir de montos de Q150 mil, es decir que se eleva el monto actual de Q90 mil para estos casos.

Además suprime la obligación de publicar en el sistema Guatecompras las adquisiciones de baja cuantía, que pasarían de un techo de Q25 mil hasta los Q90 mil, indicó Ricardo Barrientos, economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).

Otro de los cambios puestos en la iniciativa es para los casos de compras directas. Se tiene vigente que bajo esta modalidad se pueden hacer compras cuando los montos sean en un rango entre los Q25 mil a Q90 mil, la modificación sugiere que se eleve de montos mayores a Q90 mil pero que no excedan los Q150 mil.

Al utilizar esta opción de compra, se publica la oferta electrónica en Guatecompras pero se prescinde de realizar eventos de licitación o cotización.

La intención de la propuesta es evadir los procesos de licitación y cotización, comentó la diputada Nineth

Montenegro, durante el foro organizado por el Icefi para analizar las iniciativas que modifican el presupuesto de Estado para este año, la asignación del IVA-Paz a las municipalidades y la Ley de Contrataciones.

Según la información publicada en el sistema Guatecompras a la fecha la compra directa es la que mayor cantidad de concursos tiene publicados con 27 mil 981, le siguen casos de excepción como arrendamientos, adquisiciones en el extranjero, servicios profesionales e inmuebles con proveedor único con 1,310 eventos.

A través de la compra directa se han otorgado este año contratos por más de Q1.04 millardos, el monto solamente es superado por los Q1.4 millardos que han sido adjudicados en licitaciones.

No más parches

En opinión del diputado Adim Maldonado, la Ley de Contrataciones ha sido modificada en muchas oportunidades, y algunas reformas han creado desorden. “Lo ideal es una nueva Ley”, dijo al criticar que se tiene vigente una legislación que se “ha parchado”.

Dictamen conjunto iniciativa en camino

> El presidente de la Comisión de Finanzas del Congreso, Adim Maldonado, informó que solicitó a la Junta Directiva realizar un dictamen conjunto con la Comisión de Energía y Minas de la iniciativa 5252 que reforma la distribución del IVA-Paz para aportar al subsidio de la tarifa social.

comentarios

4 respuestas a “Sugieren una nueva ley de contrataciones del Estado”

  1. mayda lara dice:

    Esta bien que se elimine la ley de compras y contrataciones vigentes que solo privilegia a algunos en la participacion de la prestacion de servicios pero antes se debe crear un nuevo registro de precalificados en donde no se privilegie a nadie y todos puedan participar en los aspectos tecnicos se puedan permitir alianzas dentro de empresas que permitan complementarse esto permitiria mejores practicas empresariales dirigidas a la asociatividad por otro lado el requisito de que tengan que tener forzosamente a un profesional como director de obra no es garantia pues si este carece de los conocimientos y solo cuenta con el titulo unicamente es utilizado y no garantiza nada en todo caso los gerentes y propiestarios deberan pasar por pruebas que garanticen que conocen del area en donde estan prestando sus servicios tampoco los aspectos financieros deberian ser de suma importancia pues el estado debera crear mecanismos para pagos en tiempo de acuerdo al servicio que presta pues las empresas no deben ni tienen que financiar las obras del estado es por esto que se ha promovido el lavado de dinero y la financiacion ilicita de los partidos y candidatos promover una mejor capacidad de que empresarios y trabajadores logrer desarrollar la cogestion como una herramienta para la competitividad contra las empresas de grandes capitales esto generara un mayor interes por la capacitacion y lograra elevar los niveles organizativos de las empresas generando mayor cantidad de empleo e ingresos.

  2. Jose Portillo dice:

    Que se agilicen los procesos ya que aumentaron la burocracia y la gente exige y no entiende que hay procesos que se alargaron, especialmente la gente del area rural lo quiere todo para ya. Eso si que halla transparencia y controles. Los tramites excesivos no significan transparencia, sobre cargan al personal y a los sistemas. Buenos controles y candados son suficientes y no tantos plazos para un proceso de licitacion y montos de cotizaciones que no se actualizaron desde hace años se creó la LCE en ese tiempo el quetzal valia pero ahora los Q90,000 de antes son como Q200, de ahora

  3. stev dice:

    La ley ha sido modificada en varias ocasiones, sin embargo estas modificaciones no se han realizado por mejorar la “calidad” o porque no pueda ser aplicada, sino por conveniencias para facilitar el despilfarro y porque los grupos de poder dentro de las instituciones, las pugnas entre sectores de gobierno hacen que se “busquen” medias para “transparentar” la inversión, haciéndo que TODA la función pública sea inoperante, no su ley. Bajo la lógica del funcionario guatemalteco, toda acción dentro del gobierno es para despilfarrar, pagar favores u obtener beneficios, más aún cuando está asociada a la utilización de recursos que no les cuesta a ellos producir. El problema no es la ley, el problema son las personas y su carencia de valores, de honradez y de capacidad; lo que resulta en que cambiar -por modificación o por sustitución- la LCE en este momento, es ponerla a la deriva y en manos de corruptos -tal y como sucede con el tema de reformas constitucionales-, convertir la propuesta en un mercado para favorecer intereses y pactar cuotas, promoviendo e incentivando con ello más corrupción y latrocinio. Lo importante en este momento es “velar por el cumplimiento de las reglas establecidas”, “depurar las instituciones” -retirando a todo aquel que no cumpla con los principios de idoneidad, honestidad y rendición de cuentas- y a partir de allí buscar las modificaciones que sean necesarias, con gente proba y sin interés político. Y eso, no lo hará el gobierno.

  4. La única manera de garantizar que una Empresa va a cumplir con calidad, precio, tiempo etc, es que a esta la certifique ante el Estado la Afianzadora; los Registros de Precalificados deben ser elliminados, solo sirven para garantizar Empresas que pueden comprar Especialidades y Capacidad Financiera, de esta manera las Afianzadoras cumpliran un verdadero propósito ya que hoy solo cumplen con requisitos pero no garantizan nada.

    Los procedimientos de calificación deben ser a traves de un software diseñado para el efecto, ya que la clave está en el conceptualización tanto Técnica como Jurídica de las Bases y no en quien califica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *