viernes 17 febrero 2017
Inversión

El 49.8 por ciento de remesas van a inversión y ahorro

La encuesta de OIM revela que las familias destinan más recursos a la compra, construcción o reparación de su vivienda. La inversión en educación y salud se redujeron.

 

Por: Lorena Álvarez elPeriódico

De acuerdo con la Encuesta sobre migración y remesas 2016, el 49.8 por ciento de las remesas que reciben las familias guatemaltecas se destina para inversión y ahorro, este porcentaje aumentó con respecto al 20 por ciento que se dedicó a este rubro en 2016.

Los resultados de la encuesta fueron presentados ayer por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que desde 2010 dejó de elaborar estas estadísticas que reflejan el comportamiento de la población que envía y recibe remesas en Guatemala.

El incremento en el uso para la inversión y el ahorro repercute en una caída en el monto que se destina para el consumo, que pasó de 49.9 por ciento en 2010 a 35 por ciento el año pasado. También se redujo la cantidad empleada en inversión social (salud y educación).

El año pasado se recibieron US$7.2 millardos en remesas, de las que US$108 mil 457 fueron transferencias en especie, principalmente ropa y calzado, además del pago de tiempo de aire, equipo de computación, electrodomésticos y vehículos.

Jorge Peraza Breedy, jefe de misión de la OIM para Guatemala, El Salvador y Honduras, explicó que las remesas en especie representan menos del dos por ciento del total de las transferencias que reciben los hogares guatemaltecos, pero evidencian la posibilidad comercial de adquirir esos servicios en Estados Unidos para trasladarlos aquí.

Cambios encontrados

El total de hogares que reciben remesas es de 1 millón 574 mil 973, pero las divisas que envían más de 1.86 millones de migrantes benefician en el país a más de 6.2 millones de personas, cifra que aumentó casi 38 por ciento con respecto al último dato de 4.5 millones publicado por la OIM en 2010.

Sonia Pellecer, coordinadora de la encuesta, explicó que se aumentó la muestra de 3 mil a 3 mil 200 hogares, pero que la metodología empleada es comparable a las encuestas anteriores.

De acuerdo con la OIM, existen 2.3 millones de guatemaltecos que residen en el extranjero. Se estima que diariamente 303 personas salen del país. El 97.1 por ciento de los migrantes que envían remesas viven en Estados Unidos en lugares como California, Nueva York, Florida y Texas.

Pellecer indicó que el estudio de 2016 reflejó que hubo una migración hacia otros estados donde no se reportaba que residieran guatemaltecos: Minnesota, Iowa, Luisiana, Missouri y Nuevo México aparecieron en el mapa migratorio. La experta atribuyó esa “rotación” a factores legales y de empleo.

El promedio de escolaridad del migrante guatemalteco es de siete años, lo que le permite emplearse en actividades como construcción, mecánica, servicios, agricultura y operar maquinaria.

Manuel Orozco, director del programa de migración y remesas del Diálogo Inter-Americano, comentó que existe una fuerte correlación entre migración y violencia, pero la aspiración a mejorar los ingresos familiares sigue siendo la principal motivación por la que se migra.

El modelo económico que se tiene no permite generar los recursos para vivir en la sociedad moderna, dijo Orozco, al proponer que se debe pensar en el desarrollo, no solo en exportar productos sino en fortalecer el capital humano.

Este año, la OIM prevé realizar encuestas similares en El Salvador y Honduras, ya que a decir de Peraza, los resultados son fundamentales para los proyectos basados en el Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

US$379

es el promedio mensual de los envíos por persona.