Jueves 16 Febrero 2017
Inversión

Con más inversionistas se amplía el mercado secundario de valores

Las emisiones de títulos públicos con anotación en cuenta buscan incentivar la actividad bursátil en el país.

 

Funcionarios del Ministerio de Finanzas y el Banco de Guatemala realizaron el anuncio oficial acerca de la colocación de títulos en montos mínimos, lo cual amplía el mercado de valores. Por: Lorena Álvarez elPeriódico

Guatemala se suma al resto de países centroamericanos que ya operan con títulos públicos “desmaterializados” o con anotación en cuenta para los inversionistas. Ayer el Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin) realizó la primera licitación en la Bolsa de Valores Nacional, S.A. (BVNSA). Con este instrumento se facilitarán las transacciones en el mercado secundario.

Cada semana las autoridades convocarán a licitaciones de títulos con anotación en cuenta, es decir, con un proceso de registro contable electrónico, que permitirá invertir en múltiplos de mil a partir de un mínimo de mil y con fechas establecidas para el vencimiento de la emisión.

De acuerdo con Julio Héctor Estrada, ministro de Finanzas, luego de la estandarización de los títulos y las emisiones con anotación en cuenta, se facilita que los inversionistas puedan “entrar o salir” del mercado cuando lo decidan.

Los vencimientos ofrecidos son para el 26 de julio de 2022, 15 de diciembre de 2027, 2 de agosto de 2029 y 27 de abril de 2032. Pero el inversionista podrá decidir si sale de forma anticipada al vencimiento.

La cartera del Tesoro revisará en los próximos meses los plazos y la demanda de estos valores para decidir si modifica los vencimientos a plazos más cortos.

Para invertir, las personas interesadas deben acudir a una casa de bolsa autorizada y cumplir con los requisitos de supervisión financiera, como en los casos de depósitos a plazos, monetarios o de ahorro. Los títulos gozan de garantía del Estado y los intereses que devengan están exentos del pago de impuestos.

Estrada indicó que se espera que los bancos del sistema ofrezcan a sus clientes estas inversiones como un producto financiero de su portafolio, para un ahorro provisional o la administración de rentas futuras.

Aunque las licitaciones están abiertas para todos los inversionistas, el Minfin considera que algunos de los funcionarios de esa cartera no deberían adquirir títulos por el acceso a la información privilegiada que tienen.

En el evento de ayer se adjudicaron Q207 millones y se recibió una demanda de Q537.24 millones. Con vencimiento en 2029 fue el de mayor demanda y se adjudicaron Q151.50 millones a una tasa de siete por ciento.


200

Inversionistas  poseen actualmente la deuda bonificada guatemalteca.