Martes 25 DE Junio DE 2019
Inversión

Guerra automotriz entre México y EE. UU. pasará desapercibida en mercado local

La mayoría de vehículos que importa el país, nuevos y usados, provienen de Asia, Europa y Estados Unidos.

 

Fecha de publicación: 31-01-17
Por: Manuel Silva msilva@elperiodico.com.gt

La salida de las plantas automotrices de México pasará sin afectar al mercado guatemalteco. La importación se realiza principalmente de Europa, Asia o Estados Unidos.

Carlos Maldonado, gerente general de Grupo Q para Guatemala, dijo que el impacto se podría dar a las marcas que importen carros que se producen en México, algo que no ocurre con su empresa en el país.

Actualmente, las marcas que maneja Grupo Q en Guatemala son Jeep, Mercedes y Ram, pero según Maldonado, ellos no importan sus unidades de México. Y añadió que los importadores de automóviles en el país, traen el 95 por ciento de sus vehículos de Europa, Estados Unidos, y Asia.

En El Salvador, el vicepresidente comercial de Grupo Q para Centroamérica, Carlos Quirós, en declaraciones a La Prensa Gráfica explicó que “la falta de una planta de Ford en México podría presionar para aumentar ventas en otras plantas”.

Pese a la cercanía de las plantas, Andrés Abascal –gerente de Mercadeo Corporativo de Cofiño Stahl– comenta, que en el caso de su marca Toyota no traen nada del país vecino, y la mayoría proviene de Asia, por lo que considera que esta lucha es más un problema entre Estados Unidos y México.

Hoy, México cuenta con plantas armadoras de empresas como como Fiat Chrysler, Ford, Kia, Toyota, General Motors, Nissan, Honda, Volkswagen o Mazda. En el caso de las cuatro primeras, más del 94 por ciento de sus exportaciones van a Estados Unidos. La cifra es menor en los otros casos, donde el porcentaje varía entre el 47 y el 80 por ciento según una información de El Financiero de México.

En 2016, de acuerdo con esa misma nota, México vendió 2.8 millones de automóviles a otros países, lo que coloca al país vecino como el cuarto exportador a nivel mundial. El 77 por ciento de esos autos tuvieron como destino Estados Unidos, lo que supone más de US$88 millardos en divisas.

Mal año para las ventas

El año recién finalizado no ha sido el mejor para los vendedores de automóviles en Guatemala, ya que las ventas tuvieron una baja del uno por ciento con respecto al año 2015, cuando la expectativa era crecer al menos un cinco por ciento, explica Abascal.

Según las cifras, en 2016 se vendieron 30 mil 28 vehículos nuevos frente a los 30 mil 359 de 2015. Las caídas más destacadas se dieron en los segmentos de Hatchback (-2.5 por ciento) y Sedán (-1 por ciento).

Para 2017, las expectativas de los importadores de autos nuevos son mejores, y según Maldonado, las proyecciones de la industria son de crecer entre el 3.5 y el 4 por ciento.

Por el contrario, se pudo observar un crecimiento arriba del 35 por ciento en las importaciones de autos usados. De acuerdo con los datos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), en 2016 entraron al país 170 mil 133 vehículos, de los cuales 137 mil 787 eran rodados.

Un estudio de la naviera estadounidense Port to Port concluyó que las importaciones de vehículos livianos y pesados ocupan el 80 por ciento de su portafolio, y el 20 por ciento de la carga general que llega al país.

Resultados

Quirós habló de los resultados de Grupo Q en la región, y destacó que habían superado las 15 mil unidades vendidas, con crecimiento en los mercados de El Salvador Honduras y Costa Rica. La excepción había sido Guatemala y Nicaragua.

170,133

Vehículos  se importaron en 2016, según la SAT.

32,346

Nuevos  y 137,787 usados.

133a, 928

Se importaron en 2015.

32,394

Nuevos  y 101,534 usados.

-1 %

Decrecieron  las ventas de vehículos nuevos en 2016.