Lunes 12 DE Noviembre DE 2018
Inversión

FMI pronostica perspectiva positiva para Centroamérica

El FMI prevé que la región crezca 4.1 por ciento este año frente al 1.2 por ciento que se espera para América Latina y el Caribe.

Fecha de publicación: 24-01-17
Por: Manuel Silva msilva@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja las perspectivas económicas para América Latina y el Caribe y pronosticó un crecimiento del 1.2 por ciento para 2017 y un 2.1 por ciento para 2018.

En el caso de Centroamérica, el  desempeño será mejor que sus vecinos del sur.  De acuerdo con las estimaciones del organismo internacional, la región crecerá 4.1 por ciento y 4.2 por ciento este año y el próximo. Esto supone una recuperación respecto a 2016, donde según el FMI creció 3.8 por ciento.

Alejandro Werner, economista jefe para el hemisferio occidental, destacó que se prevé que la economía de este año esté marcada por un mejor crecimiento económico de países como Estados Unidos y China, además de una cierta recuperación en los precios de las materias primas.

En su opinión, la actividad económica en la región tiene el respaldo del crecimiento más dinámico de Estados Unidos. Aunque señaló que “el aumento de las tasas de interés mundiales y una apreciación del dólar plantean riesgos a la baja, sobre todo para los países cuyos tipos de cambio no se deprecian con respecto a la moneda estadounidense”.

Intervención eventual

El quetzal ha sido una de las divisas que no ha tenido una depreciación marcada frente al dólar. Para el economista Carlos González no hay oportunidad de flexibilizar más el tipo de cambio en el país, donde el Banco de Guatemala solo interviene con la regla de manera eventual. En promedio, la moneda local se ha cotizado en Q7.58 frente al dólar.

González considera que la diferencia con un país como México, donde se ha dado una gran depreciación, es que allí ese fenómeno tiene un origen muy claro en las políticas anunciadas por Donald Trump, que han sembrado gran incertidumbre. Algo que no ha ocurrido hasta el momento con Centroamérica.

De cara al futuro, Werner recomendó a los países latinoamericanos que ante unas condiciones externas cada vez más volátiles, la flexibilidad cambiaria debe seguir siendo la primera línea de defensa ante los shocks. Además, cree que hay que mejorar el crecimiento a largo plazo para hacer otras previsiones, disminuir los trámites burocráticos,  la informalidad, y  mejorar la calidad de la infraestructura.

Etiquetas: