Martes 10 Enero 2017
Inversión

Inflación cierra dentro de la meta prevista en 2016

Los departamentos de Huehuetenango y del suroriente alcanzaron los niveles inflacionarios más elevados en el país. La división de alimentos es la que mayor incremento presentó el año pasado.

El precio de los combustibles se mantuvo estable el año pasado. Al finalizar el año se reportó un alza de aproximadamente Q2 por galón y la tendencia es alcista. Por: Lorena Álvarez elPeriódico

En diciembre pasado, el Instituto Nacional de Estadística (INE) reportó una desaceleración en el nivel de precios, ubicando en 0.01 por ciento la inflación mensual. De esa cuenta el ritmo inflacionario cerró en 4.23 por ciento, dentro de la meta prevista por las autoridades de entre tres y cinco por ciento.

Sin embargo, en Huehuetenango y la región suroriente, que incluye los departamentos de Jalapa, Jutiapa y El Progreso, se presentan niveles más elevados que el promedio nacional, con variaciones interanuales de 10.8 y 7.87 por ciento, respectivamente. Mientras que el suroccidente, que incluye Quetzaltenango, San Marcos y Suchitepéquez, y el área metropolitana que abarca la ciudad capital y el resto de los municipios del departamento de Guatemala, tiene los niveles más bajos, con 2.53 y 2.68 por ciento.

Se encarece el costo de vida

De las 12 divisiones que integran el IPC, la de alimentos es la que mayor incremento presentó el año pasado con 7.57 por ciento de variación interanual a nivel República. Huehuetenango marcó 21.10 por ciento en este rubro y el suroriente 13.9 por ciento.

Los gastos de vivienda y de transporte con 3.98 y 3.85 por ciento de variación son los dos que siguen al rubro de alimentos. En tanto que la división de comunicaciones con 0.38 por ciento fue la de menor variación.

Maynor Cabrera, consultor de la Fundación Economía para el Desarrollo (Fedes), consideró que en 2016 las presiones inflacionarias fueron bajas ya que el precio de los principales commodities se mantuvo estable. Pero anticipó que al inicio de este año ya se observan algunos incrementos, principalmente en los combustibles que pueden impactar en el costo de los bienes y servicios este año.

Además de los hidrocarburos, Cabrera mencionó que los ajustes en el tipo de cambio y la mala situación en que se encuentra la red vial incidirán también en el aumento de precios.

Para 2017, la Junta Monetaria mantiene la proyección de que la inflación cierre en un rango entre tres y cinco por ciento, con pronóstico estimado de 4.5 por ciento.

Las primeras semanas del año reportaron alzas en los principales productos de consumo básico, por lo que se prevé que el arranque del indicador sea alto. Sin embargo, ayer las gasolinas reportaron una baja entre cinco y siete centavos, según el Ministerio de Energía.

Aumenta el gasto para los hogares

Para adquirir los productos de la Canasta Básica de Alimentos, una familia requiere de Q3 mil 958.80; es decir que por día se necesitan Q 131.96 para cubrir las necesidades calóricas y de proteínas de un hogar con cinco integrantes. De acuerdo con el INE, el incremento interanual en la canasta de alimentos fue de Q369.

El costo de la Canasta Básica Vital, que además de alimentos incluye gastos de vivienda, salud, transporte, educación y vestuario, entre otros, pasó de Q6 mil 550.73 en diciembre de 2015 a Q7 mil 224.09 en el último mes de 2016.

 


“El costo de los combustibles puede impactar en el resto de productos”.

Maynor Cabrera, Fedes.