Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Inversión

Votando en contra de sus intereses

DEBATING POLITICS, ECONOMICS AND OTHER TIMELY TOPICS WITH PAUL KRUGMAN OF THE NEW YORK TIMES

Fecha de publicación: 05-12-16
Por: Paul krugman
Más noticias que te pueden interesar

Tal como señaló recientemente Greg Sargent, de The Washington Post, que Donald Trump haya escogido a Tom Price como secretario de Salud y Servicios Humanos probablemente significa la muerte de la Ley de Servicio Médico Asequible. No importa cuál sea el supuesto reemplazo; va a ser un completo fracaso. Entonces, la pregunta es: ¿Cuánta gente se disparó a la cara?

Mi respuesta rápida es entre 3.5 y 4 millones. Pero alguien que sea mejor analizando la información censual indudablemente puede hacer un mejor cálculo.

Esta es mi cuenta: empecemos con la declinación registrada por el censo en la tasa de no asegurados entre los blancos no hispanos, que fue de 6 millones entre 2013 y 2015. Esencialmente, todas esas ganancias se perderán si Price se sale con la suya.

¿Cuántas de esas personas blancas que perderán su seguro votaron por Trump? Los votantes blancos, en general, le dieron 57 por ciento de sus votos. Los votantes blancos sin educación universitaria (más propensos a no tener seguro antes de Obama) le dieron el 66 por ciento. Estimar a los que perderán su seguro utilizando estas cifras nos da 3.42 millones si usamos el porcentaje de votación general, o 3.96 millones si usamos el porcentaje de la votación sin título universitario.

Hay varias formas en que este cálculo podría estar equivocado, en cualquier dirección. Tal vez deberíamos agregar al millón de latinos que, si creemos en las encuestas de salida de urna, también votaron a favor de perder la cobertura. Pero es probable que mis números no se salgan del campo de juego.

(Actualización: resulta ser que puedo hacerlo mucho mejor usando la Encuesta de Población Actual de la Oficina del Censo. Esto es lo que tengo ahora: en 2013, 27 millones de blancos sin título universitario carecían de seguro. Para 2015, la cifra había bajado a 18.5 millones. Así que estamos hablando de aproximadamente 8.5 millones de blancos de clase trabajadora que están por perder su seguro médico con Trump. Si dos tercios de esos futuros perdedores de seguro votaron por Trump, tenemos 5.6 millones de personas que básicamente destruyeron su propia vida.)

Paul Krugman es ganador del Premio Nobel de Economía en 2008.

© 2016 The New York Times.

“Distribuido por NYT Syndicate”.

Etiquetas: