Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Inversión

“La acción empresarial necesita responsabilidad” Luis Ignacio Gómez, director de la Maestría en Economía y Medioambiente de la UFM

La Universidad Francisco Marroquín (UFM) abre este espacio académico ante la ausencia de programas educativos de alto nivel que formen profesionales que integren el crecimiento económico y el desarrollo sostenible. El objetivo es enseñar estrategias mediambientales.

Fecha de publicación: 05-10-16
Luis Ignacio Gómez, director de la Maestría en Economía y Medioambiente de la UFM Por: Manuel Silva elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

¿Cree que las empresas inciden en malas prácticas en el tema medioambiental?

– La acción empresarial en el marco de una economía libre exige y necesita de la responsabilidad. Por ello uno de nuestros cursos está encaminado a solucionar conflictos mediante el diálogo y la mediación. Consideramos que la resolución de muchos de estos conflictos pasa por la asignación de propiedad a los verdaderos titulares del suelo, de las aguas o de la selva, para que sean ellos los que tengan capacidad de negociación con empresas que quieran realizar una actividad explotadora o de extracción de recursos.

¿Y no es así ahora?

– El Gobierno aprovecha y genera en algunos casos un vacío de propiedad, asigna títulos de propiedad o licencias de explotación, sin tener en cuenta a los propietarios primigenios de esos territorios.

¿Pero no hay culpa de la empresa ahí también?

– Todos tenemos parte de culpa en todo lo que ocurre. Una empresa comienza una explotación confiada en la seguridad jurídica, que teóricamente recibe del Gobierno. Hasta que se da cuenta que esa seguridad jurídica tiene pies de barro. Hay falta de previsión también por parte de las empresas al no darse cuenta de que estaban desarrollando su actividad en una zona conflictiva.

¿Con títulos de propiedad claros no habría problemas?

– Si en ese momento los dueños del suelo hubieran sido los indígenas que viven en esas zonas, a las empresas no les quedaría más remedio que negociar con ellos. Entonces hablaríamos de cosas muy diferentes.

¿Son responsables desde el sector privado nacional?

– Creo que la mayoría de empresarios son conscientes. Pero tenemos que darnos cuenta que muchas veces esperamos a que aparezca una ley que nos obligue a hacer algo y esa no es la actitud que nosotros entendemos como empresario responsable. El empresario responsable no necesita esperar y se adelanta a lo que dirá la ley.

¿Aún falta mucho por hacer?

– La responsabilidad empresarial está cambiando muy despacio. Aunque habría que juzgar casos particulares y no me parece de recibo adoptar una posición generalista. No dudo que habrá un montón de empresas en Guatemala que lo hacen siguiendo los principios de responsabilidad individual y empresarial. Pero tampoco tengo duda de que no faltarán empresas que de alguna manera utilicen su poder para hacer lobby, para obtener situaciones de favor respecto del legislador.

Etiquetas: