Miércoles 26 DE Septiembre DE 2018
Inversión

Se reduce la estimación de crecimiento económico

El nuevo rango revisado por la Junta Monetaria esta semana es de 3.1 a 3.7 por ciento. La recaudación fiscal tendría que ajustarse con las proyecciones de comercio exterior.

Fecha de publicación: 19-08-16
La actividad minera en Marlin concluye en diciembre de este año y se prevé que en ese rubro se tenga una caída del 6.7 por ciento. Por: Lorena Álvarez lalvarez@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

La Junta Monetaria (JM) redujo la estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de un rango de 3.1 a 3.9 por ciento a un escenario de 3.1 a 3.7 por ciento. El panorama de las principales economías a nivel mundial y el menor dinamismo de la actividad minera explican la baja en la previsión.

No es una caída abrupta, comentó Sergio Recinos, presidente en funciones de la JM y del Banco de Guatemala, al informar del nuevo escenario de la actividad económica.

En abril pasado se tenía una estimación de 3.2 por ciento de crecimiento económico mundial y de 2.4 por ciento para Estados Unidos, las nuevas proyecciones son de 3.1 por ciento y de 2.2 por ciento, respectivamente.

También los países de Centroamérica han revisado a la baja sus estimaciones. Costa Rica pasó de un crecimiento previsto de 4.2 a 3.3 por ciento y El Salvador, Nicaragua y Honduras se sitúan en 2.2, 4.4 y 3.4 por ciento.

En el contexto interno, la JM consideró que actividades como la administración pública y la construcción se desaceleran con respecto a lo previsto al inicio de este año.

La actividad minera tendrá una caída de 6.7 por ciento, luego que se esperaba un crecimiento de 0.5 por ciento. El cierre de la Mina Marlin, problemas por la conflictividad y la moratoria en la concesión de licencias contribuyen a la caída que se evidencia en la actividad minera del país.

El Gobierno espera gravar este sector con un incremento en las regalías de uno a diez por ciento para los metales preciosos a partir del próximo año, si logran la aprobación de la reforma tributaria propuesta.

Por el contrario, la actividad de comercio al por mayor y menor tendrá un incremento desde 3.9 a 4.1 por ciento y el sector de energía eléctrica y suministro de agua pasa de 4.5 a 4.7 por ciento.

Revisión congruente

De acuerdo con Maynor Cabrera, consultor de la Fundación Economía para el Desarrollo (Fedes), organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, ya habían anticipado la desaceleración del crecimiento para Guatemala.

La banca central ajustó el techo de la estimación que tenía al inicio y muestra que hay menor optimismo por el comportamiento de la economía, señaló Cabrera, que considera que desde el primer trimestre del año anterior se ha tenido una tendencia a la desaceleración.

Para Cabrera se tendría que realizar una revisión más a la estimación del PIB antes de que se concluya este año y tomar en cuenta esa información para el Presupuesto del Estado.

Otras variables

Recinos dijo que se revisaron los indicadores de comercio, remesas, crédito bancario al sector privado y la Inversión Extranjera Directa (IED).

La nueva proyección para las divisas por remesas familiares es de un rango de crecimiento entre 10 y 14 por ciento, lo que representa más de US$7 millardos. La anterior estimación era de un crecimiento entre 9 y 12 por ciento.

El comportamiento de las exportaciones pasará de un escenario de uno y cuatro por ciento a -1.5 y 1.5 por ciento. Hasta junio la caída interanual que tienen las exportaciones es de 3.5 por ciento, de acuerdo con la publicación de la banca central.

Las importaciones pasaron del rango de dos a cinco por ciento hasta un comportamiento entre cero a tres por ciento. Según Ricardo Barrientos, economista sénior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, esta revisión a la baja confirman que se tenían proyecciones optimistas para la recaudación de este año.  La IED y el crédito al sector privado mantienen su previsión de crecimiento en un rango de 7 y 10 por ciento y de 9 a 12 por ciento, respectivamente.


12%

Es la previsión máxima de crecimiento de la IED.  En un escenario menos positivo sería ente siete y nueve por ciento.

 

“Las estimaciones de comercio exterior eran optimistas. Se confirma que se tendrá un agujero fiscal debido a que las importaciones crecerán menos de lo proyectado al inicio”.

Ricardo Barrientos, ex viceministro de Finanzas.

Etiquetas: