Martes 16 DE Julio DE 2019
Inversión

La información bancaria que obtenga la SAT quedaría bajo reserva

Se propone la creación de una unidad específica dentro del ente recaudador para el resguardo de los datos recibidos.

 

 

Fecha de publicación: 07-04-16
El funcionamiento de la entidad fiscal será modificada por medio de una nueva ley en la que trabaja el Congreso.
Por: Lorena Álvarez elPeriódico

La iniciativa para reformar la Ley Orgánica de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) incluirá cambios a otras leyes para eliminar el secreto bancario de algunos contribuyentes, previa la autorización de un juez.

 

Ayer, durante una reunión de la comisión técnica que prepara la iniciativa, se conoció el proceso que se incluirá en la reforma a los artículos 63 y 113 de la Ley de Bancos y Grupos Financieros; y el 30 del Código Tributario, con lo que se levantará el secreto de la información bancaria con fines fiscales.

 

Dentro de ese proceso, se considera que el jefe de la SAT deberá acudir ante un juez de Primera Instancia Civil con un requerimiento de información bancaria, que deberá contener la identificación del contribuyente, el propósito y justificación para la solicitud; la información y determinar el periodo que se requiere de datos.

 

El juez tendrá tres días para resolver con respecto a la solicitud; de ser favorable para la SAT, se otorgan diez días para que se obtenga la información que se entregará “bajo garantía de confidencialidad”.

 

De esa cuenta, se creará una unidad específica en la SAT para que resguarde bajo los estándares internacionales la información bancaria recibida.

 

El ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, agregó que se tendrán 30 días para que la SAT informe al juez el seguimiento del proceso para el que se solicitó la información bancaria.

 

Jairo Flores, presidente de la Comisión de Finanzas del Congreso, dijo que será el próximo martes que se entregue a la Dirección Legislativa el proyecto de reforma.

 

Otros cambios

 

Se reformará la integración del Directorio, en el que actualmente participan cuatro directores titulares y lo preside el titular del Ministerio de Finanzas.

 

La propuesta es un Directorio conformado por los ministros de Finanzas y de Economía; el presidente del Banco de Guatemala y como secretario el jefe de la SAT.

 

Se conformará el Tribunal Administrativo, Tributario y Aduanero con tres abogados y dos contadores públicos, nombrados por el Directorio para un periodo de cuatro años.

 

Modificaciones

 

> Con la propuesta de crear la Unidad de Investigaciones Internas se fortalece la Auditoría Interna; se establece que los funcionarios y empleados de la SAT presenten cada año su declaración patrimonial y familiar; entre otros temas.