Viernes 14 DE Diciembre DE 2018
Inversión

Ven a entidades fuera de plaza como dilema para la transparencia

El uso de estas figuras puede ayudar a las inversiones de las empresas, pero la opacidad de su manejo abre las puertas a lavado de capitales y hechos ilícitos.

Fecha de publicación: 06-04-16
Por: Lorena Álvarez lalvarez@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Las entidades bancarias fuera de plaza que operan en el país bajo la regulación de la Superintendencia de Bancos (SIB) se han reducido de 11 en 2005 a cinco desde el año pasado. En tanto que en 2013, el número de empresas locales identificadas con vínculos en el extranjero sumaban 161.

Desde 2006 casos como de la Organizadora de Comercio, con sede en Panamá, que captó al menos Q1.8 millardos usando al desaparecido Banco de Comercio, obligaron a fortalecer la regulación de la banca offshore en el país.

Otro de los cambios que se dieron fue en 2010, con la obligación del cambio de las acciones al portador a nominales ante el Registro Mercantil, aprobada por el Congreso.

Además de las banca offshore, la figura de las sociedades fuera de plaza sirve para realizar inversiones. A decir del titular del Ministerio de Finanzas, Julio Héctor Estrada, son estructuras que las corporaciones utilizan en sus inversiones.

Pero hay estructuras que las utilizan para cometer ilícitos, como el blanqueo de capitales, tal es el caso de los señalamientos de la investigación Panamá Papers que reveló el andamiaje utilizado por la firma Mossack Fonseca.

El jefe de la SIB, José Alejandro Arévalo, indicó que se investigará si hay entidades bancarias guatemaltecas involucradas en ese caso. El funcionario reconoció que la opacidad que tiene esta figura puede prestarse a que se cometan algunos ilícitos.

Estrada indicó que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) incorporará la información de ese caso en sus análisis de riesgo y podrá solicitar más información para fortalecer las investigaciones tributarias o las denuncias penales.

Temas pendientes

Levantar el secreto bancario con fines tributarios sigue siendo el tema pendiente para el país, pese a que se asumió el compromiso ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Maynor Cabrera, consultor de la Fundación Economía para el Desarrollo (Fedes), explicó que el secreto bancario es la barrera que aún tiene Guatemala y que se vincula con las offshore, que siguen siendo una figura opaca. Además, los paraísos fiscales hacen difícil los controles del pago de impuestos.

No es un tema fácil, en los países desarrollados aún les cuesta dar seguimiento a estas acciones de blanqueo a pesar de que cuentan con mejor legislación, controles más robustos y tecnología, indicó Cabrera. Asegura que por eso también le apuestan a mejoras en los controles en países considerados paraísos fiscales.

En el caso de Guatemala, la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) aún no está a un buen nivel de fiscalización y carece de bases de datos fuertes, explicó Cabrera.

El caso Panamá Papers evidencia lo “oportuno de levantar el secreto bancario con fines fiscales, no solo por el pago de impuestos sino porque las mismas figuras son utilizadas por el crimen organizado y los corruptos”, dijo el analista de la Fedes.

Precios de transferencia

En 2013 la SAT identificó a 161 empresas con vinculación en el extranjero; 109 tienen partes relacionadas en Panamá. En 2014 quedó en suspenso la aplicación de los precios de transferencia y para 2015 se utilizarán las declaraciones del ISR, plazo que venció el mes pasado.

“Se mejoró con el cambio en el registro de las acciones al portador, pero el problema es que sigue siendo fácil esconder la propiedad de las empresas en países como Panamá”.

Maynor Cabrera,  economista de Fedes.

Etiquetas: