Viernes 19 DE Julio DE 2019
Inversión

“Depreciar el quetzal no sería lo más adecuado” Sergio Recinos

Sergio Recinos, presidente en funciones del Banco de Guatemala (Banguat), señala que con el mecanismo actual aprobado por la Junta Monetaria no hay posibilidades de provocar una depreciación en la moneda como han sugerido algunos expertos.

Fecha de publicación: 25-01-16
Sergio Recinos
Por: Lorena Álvarez elPeriódico

¿Se ha analizado la posibilidad de dejar de intervenir en el mercado cambiario?

– No se ha analizado. En diciembre se aprobó la modificación a la Política Monetaria, Cambiaria y Crediticia y se aumentó el margen de fluctuación de la regla de participación en el mercado cambiario. Esa fue la última modificación en el tema y a partir de eso no se ha dad

¿Cuáles son los factores que han incidido en el comportamiento casi invariable del quetzal frente al dólar?

– Considero que el mecanismo actual es el adecuado. El tipo de cambio se rige por la ley de la oferta y la demanda que el mecanismo que menos distorsiones induce en el sistema de fijación de precios (el tipo de cambio, es un precio). Se justifica la regla de participación de la banca central porque el mercado en Guatemala es pequeño. Y la estabilidad se explica porque el año pasado se ahorró cerca de US$1 millardo, por los bajos precios del petróleo y por el crecimiento del 13.4 por ciento que tuvieron las remesas familiares. Es decir que se dio un aumento en la oferta y la demanda fue menor. La apreciación nominal solo llegó a 0.47 por ciento, lo que no es un argumento para decir que las exportaciones pierden competitividad. El mecanismo es el adecuado considerando que estamos en un régimen monetario de metas explícitas de inflación. (La inflación interanual en 2015 cerró en 3.07 por ciento).

¿Cuánto representa el mercado de divisas?

– Al día son cerca de US$70 millones. El Banguat solo puede participar cuando se activa la regla con cuatro subastas de US$8 millones, es decir, hasta US$36 millones diarios.

¿Qué tendría que hacer la banca central para que se deprecie la moneda?

– Con el mecanismo actual no hay forma de provocar la depreciación del tipo de cambio, a menos que se cambie el mecanismo se podría hacer, pero no sería lo más adecuado. La opinión de los organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, es favorable respecto al mecanismo cambiario en Guatemala.

Se habla incluso de la posibilidad de alcanzar niveles de hasta Q9 por US$1.

– No se de dónde han salido esos valores. Pero no es factible, con el mecanismo actual. Se tendría que aumentar la demanda y reducirse la oferta.

¿Competitividad del sector exportador se ve comprometida por el comportamiento de las monedas de otros países como México?

– En México, el año pasado la banca central tuvo que vender casi US$23 millardos para frenar la devaluación, que en ese caso les afecta por ser exportadores netos de petróleo. Esa merma de ingresos que tiene México es un fundamento en la economía que incide en que el tipo de cambio se deprecie. Si es un hecho que los precios de productos mexicanos se han abaratados, pero la depreciación no debe ser deliberada porque afecta a toda la población, aumenta la inflación, encarece las importaciones y los salarios pierden su valor. Al analizar el tema cambiario no hay que perder de vista las otras variables de la economía. Al sector exportador le favorece que se deprecie, pero a otros agentes económicos no. Una depreciación que no sea brusca puede ser sana.

¿La JM analizará este tema?

– No está en la Agenda, tendríamos que esperar si los ministros proponen algo.

¿Qué escenario tienen para 2016?

– Se espera que se mantenga el tipo de cambio en un rango de Q7.60 y Q7.80 por US$1. Incluso si Estados Unidos aumenta las tasas de interés no se considera que habrá cambios importantes en los movimientos de capitales. El último día de 2015 se cotizó en Q7.63 por US$1.

Participación de la banca central

El año pasado el Banguat compró US$410 millones y vendió US$34.5 millones. En las primeras semanas de 2016 se han comprado US$45 millones.