Miércoles 26 DE Junio DE 2019
Inversión

Contrataciones temporales, una carga para el gasto público

La proyección que se tiene es que en este renglón se erogarán más de Q8 millardos este año.

Fecha de publicación: 21-10-15
Las presiones salariales incluidas en los pactos colectivos aumentan el desembolso. Sin embargo, las contraciones temporales presionan más el gasto. / archivo
Por: Lorena Álvarez elPeriódico

Las contrataciones en los renglones temporales al finalizar este año registrarán un crecimiento de Q2 millardos al pasar de Q6.3 a Q8.09 millardos, de acuerdo con la proyección realizada por organizaciones sindicales utilizando el Sistema de Contabilidad Integrado del Estado (Sicoin).

Bajo los renglones 029, 022 o 189 –entre otros– se tiene contratadas a personas como asesores y en servicios técnicos, pero son los renglones que se utilizan de forma discrecional y con asignaciones mensuales que superan los Q20 mil.

Las presiones salariales incluidas en los pactos colectivos aumentan el gasto, pero las contrataciones temporales son las que más afectan al Estado en el pago de remuneraciones, explicó Adolfo Lacs, dirigente sindical.

Los gastos en personal pasaron de Q14.2 millardos en diciembre de 2014 a un cierre de Q14.7 millardos para este año, lo que sería un 3.2 por ciento de incremento, aseguró Lacs.

En septiembre, el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) rescindió 50 contratos temporales (022, 029 y 189), con lo que al final de año se tendría un ahorro de Q1.5 millones. En la entidad ocurre algo similar al resto del Estado, reconoció Francisco Bonifaz, director del Inguat.

Menos del mínimo

Por ejemplo, el salario base de un médico es de Q1,760 por una jornada de cuatro horas, con los bonos y menos los descuentos que se aplican el total que percibe es de Q4 mil 71 al mes. Los bonos aplican al salario base, que estaría por debajo del mínimo establecido para este año, indicó Lacs.

Una situación similar ocurre con los maestros, en el caso del escalafón clase A tiene un ingreso cercano a Q3 mil mensuales, y los guardias de Presidios han denunciado que sus sueldos son de Q2 mil, explicó Luis Linares, exministro de Trabajo.

En el Ministerio de Salud Pública un trabajador con puesto de paramédico I o enfermera auxiliar devenga Q1,302 por mes, con el pago de bonos de antigüedad, por pacto colectivo y otros llega a obtener cerca de Q4 mil 600.

“Los pactos no son lesivos, los problemas son los abusos que se otorgan para quienes los negocian”, agregó Linares.

Francisco Quezada, consultor del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), consideró necesario aplicar una hoja de ruta para revisar cada uno de los pactos colectivos de trabajo suscritos. En algunos, Quezada considera que se puede declarar la nulidad y para las negociaciones de nuevos pactos se tenga en cuenta que los compromisos no sean desmedidos.

 

Reclasificación

Linares considera que el Estado ha fallado en otorgar remuneraciones decorosas, y con las contrataciones temporales con emolumentos elevados se pierde la armonía en la escala salarial. De esa manera se han usado los pactos para “complementar” los salarios, dijo.

Según Quezada, hace falta una política laboral en el Estado y realizar una reclasificación de puestos y salarios; profesionalizar y mejorar la selección del recurso humano. Hay casos en los que bajo el renglón 189 se contrata a médicos y el Ministerio de Desarrollo utilizó el 029 durante los primeros meses de su creación.

La Oficina Nacional de Servicio Civil (Onsec) debería realizar los estudios, clasificaciones y crear el sistema de la carrera para los servidores públicos, porque es la secretaría del Ejecutivo a cargo del tema, opinó Lacs.

Se solicitó al Ministerio de Finanzas el número de empleados contratado por los renglones 011, 022, 029 y 189, así como el monto que se eroga, pero al cierre de la edición no respondió.

“Las mejoras en los salarios también son para exigirle mejor desempeño al trabajador”.

Luis Linares, exministro de Trabajo.

Cmbio en la ley de servicio civil


Propuestas

>La Ley de Servicio Civil tiene 47 años de haberse creado, por lo que expertos la consideran obsoleta y sujeta a modificaciones en el Congreso de la República.