Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Inversión

En estos casos: tarjetazo

Un mal uso puede causar un descalabro económico, y acabar sumergido en un endeudamiento sin control.

Fecha de publicación: 16-09-15
Por: Julio Micheo
Más noticias que te pueden interesar

Para este artículo se contactó al maestro de Finanzas Personales y autor del libro Más rápido y más lejos en sus finanzas, César Tánchez, quien dio algunos tips y consejos, dejando claro que “lo malo no es la tarjeta de crédito, sino el mal uso de esta”.

A continuación los siete casos recomendados para tarjetear:

 

1) Débitos mensuales:

El principal objetivo de estos débitos es que se evita olvidos y por lo tanto, cargos por mora. Aquí se incluyen los servicios de la casa, colegio, teléfono, etcétera. Sin embargo, no significa que uno se desligue totalmente de dichos pagos. Se recomienda estar al tanto para evitar los sobre cargos o las equivocaciones por parte de la empresa proveedora.

 

2) Reservas en hoteles, compra de pasajes aéreos y alquiler de carros:

Este tipo de compras pueden traer otros beneficios, como la adición de un seguro o renta de un automóvil a mejor precio. “Es importante porque un seguro de accidentes médicos o el seguro de la renta de un vehículo de todas formas se tiene que comprar”, agregó Tánchez.

 

3) Para comprar en cuotas siguiendo las “dos reglas de oro”:

Las reglas básicas son

– Se cubre el total del resumen y nunca se abona el pago mínimo solo, dejando el saldo para más adelante.

– Se compran productos durables (electrónicos o ropa) cuyo uso y disfrute vaya más allá del tiempo que se estira el pago por las cuotas.

Existen excepciones como explica el experto, “hacer un viaje es una opción viable. Siempre y cuando se cumpla la regla 1”.

 

4) Comprar productos en Internet:

Aunque existen otras alternativas, pagar con tarjeta de crédito es la más viable al momento de comprar en la web. Si bien es cierto que siempre existen riesgos de estafas, casi todas las tarjetas ya cuentan con un seguro para evitar esto casos.

 

5) Para pagar otras monedas o beneficiarse del cambio

Existen tarjetas que automáticamente cambian la moneda extranjera a moneda local y eso no siempre beneficia al tarjetahabiente, pero funciona muy bien cuando se tiene que pagar productos en monedas que no son comunes en Guatemala, como euros, yen japonés, libras esterlinas, etcétera. “Cada tarjeta se maneja diferente, algunas dan tasa preferente al usuario y otras no”, dijo Tánchez.

 

6) Promociones, descuentos y suma de puntos:

Cuando los comercios tienen convenios con el banco emisor de la tarjeta si conviene utilizarla, preferiblemente en un pago. “En Guatemala hay muchísimas promociones y cada una va dirigida a un tipo de persona. Si a mí me gusta viajar debo buscar una tarjeta que trabaje con la aerolínea que me gusta. Otras devuelven el efectivo gastado en súper mercados. Debo buscar la que me dé la promoción que más se aplique a mi estilo de vida”, comparó Tánchez.

 

7) Para aprovechar los días de “crédito ventana y gratuito” que nos brindan:

Se debe tener en cuenta la fecha de corte, cuando la tarjeta hace cierre de los gastos del mes, y la fecha de pago, el último día que el usuario tiene para pagar. Esto ofrece un periodo de días de crédito para poder pagar sin intereses.

“Poco a poco el dinero en efectivo está desapareciendo, el reto es que nuestros jóvenes saquen una tarjeta de crédito a temprana edad pero que la aprendan a usar, teniendo en cuenta que los hábitos compulsivos de compra son fatales”, aconsejó Tánchez.

Etiquetas: