Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Inversión

Un triángulo norte que sacrifica la inversión social

La crisis política que se mantiene en Guatemala, Honduras y El Salvador no ha frenado la economía pero sí la parte fiscal.

 

Fecha de publicación: 10-08-15
Por:   Manuel Silva msilva@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

 
El triángulo norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) camina a mitad de una crisis política, pero con una economía que aunque lento avanza. La “buena salud macrofiscal” de los tres se está consiguiendo a costa de sacrificar los gastos sociales, para así mantener la estabilidad macroeconómica, en opinión del economista sénior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Abelardo Medina.

 

Esto es más visible en El Salvador, cuyo Gobierno tiene una deuda total de más del 55 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Su estrategia es no aumentar la deuda y al tener el mismo problema que Guatemala, en donde no suben los ingresos fiscales, lo suficiente se recorta en gasto social.

 

Por aparte, Honduras tuvo una estrategia diferente para reducir su deuda de algo más del 45 por ciento al 42.5 por ciento. Fue hacer una reforma tributaria para subir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 12 al 15 por ciento, recortando sus deudas a costa de más impuestos.

 

Según el último documento de los Perfiles Macrofiscales de Centroamérica al 31 de mayo, elaborado por el ICEFI, hasta ese mes Guatemala había invertido un 5.1 por ciento del PIB en gasto público, cifras inferiores al 6.9 de El Salvador o el 6 por ciento de Honduras.

 

En 2013 y 2014 Guatemala bajó su gasto en este rubro del 13.8 al 13.5 por ciento. Por aparte, El Salvador pasó del 18 al 16.9 por ciento y Honduras subió del 21.8 al 22.9. Cabe destacar que Guatemala es el que menos porcentaje destina en este campo. La media de la región está alrededor del 18 por ciento.

 

¿Se puede revertir?

 

Al ver las proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) se observa que el triángulo norte crecerá por encima de Latinoamérica, que apenas crecerá un 0.5 por ciento en 2015. Así, Guatemala crecería un 4 por ciento, El Salvador 2.2 por ciento y Honduras 3 por ciento,

 

Las cifras positivas de crecimiento estarían ocultando otro problema, en opinión de Medina, porque también crecen los problemas de distribución de la riqueza, lo que provoca que los países no se desarrollen. “Los gobiernos dejan en manos del sector empresarial el peso de la productividad y castigan el desarrollo de la comunidad”, agrega Medina.

 

En opinión de Felipe Bosch, empresario y presidente de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), a pesar de la crisis política, la economía avanza “por una inercia positiva”, pero “si se sigue así, se puede revertir esa tendencia”.

 

Bosch advierte que cuando se dan cuestiones que no generan certeza, las inversiones empiezan a bajar, el empleo a “crujir” y volver a generar una nueva tendencia positiva cuesta mucho.

 

La crisis institucional que atraviesa el país, según Sergio de la Torre, se terminará pronto. “Espero que no se alargue más de unos días o semanas y que con las elecciones el país tome su cauce”.

 

Medina comparte la visión empresarial y apunta que sino se arreglan las cosas ahora puede haber problemas a futuro. “No nos podemos confiar de que vayamos en una inercia positiva. Ahora estamos bastante bien, pero si por alguna situación el gobierno que sea elegido no es bien recibido por la población y cambia el clima de inversión, sí pudiéramos tener serios problemas”.

 

Apoyo de EE. UU.

 

Otra de las grandes dudas con la corrupción es si Estados Unidos estará dispuesto a desembolsar la ayuda del Plan Prosperidad para el Triángulo Norte. Para de la Torre, hoy más que nunca se necesita esa ayuda para poder fortalecer las instituciones y es ahora cuando Guatemala necesita la ayuda de los socios y amigos del país.

 

Fundesa acaba de hacer una visita a Washington con el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) para hablar con senadores acerca de la situación en Guatemala.

Bosch cree que “Estados Unidos está más comprometido que nunca” y por ello la invitación a Thomas Shannon, consejero del Departamento de Estado de la Unión Americana, al Encuentro Nacional de Empresarios (Enade) para que explique lo que se piensa, discute y planes para la acción en relación al Triángulo Norte.

 

 

Cambio de gobierno

 

> Felipe Bosch, presidente de Fundesa y el economista Abelardo Medina consideran que la elección del próximo Presidente incidirá en los temas de inversión. “De nada sirven las manifestaciones si no se escoge bien el voto”, afirma Bosch. De igual forma opina Medina, que considera que si el próximo gobierno es mal recibido, los problemas de ingobernabilidad se mantendrán.

Etiquetas: