[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Forenses de Honduras detectan metanol en personas envenenadas con aguardiente adulterado


El alcohol consumido por las víctimas es del tipo industrial, usado para fabricar diluyente, pinturas y otros productos, y envasado en botellas con etiquetas de marcas reconocidas.

foto-articulo-Internacionales

Las autopsias realizadas a las personas fallecidas la semana pasada en Honduras tras consumir aguardiente adulterado detectaron la presencia de metanol, informó este lunes el Ministerio Público, que prosigue los decomisos del llamado «guaro maldito».

«Presencia de Metanol en nueve autopsias realizadas por Medicina Forense a personas fallecidas por intoxicación al consumir aguardiente adulterado. Se continúa con el resto de las autopsias y analizando el contenido de las botellas decomisadas», confirmó el ente fiscal en su cuenta de la red social Twitter.

La información trascendió horas después de los operativos realizados en la norteña ciudad de San Pedro Sula por la Fiscalía Especial de Protección al Consumidor, policías y agentes judiciales, contra locales dedicados a la venta y comercialización de licor adulterado.

Al menos 16 personas murieron la semana pasada en el departamento de Cortés (noroeste), tras beber una versión pirata del aguardiente Dominó, causante de una serie de intoxicaciones reportadas desde el sábado 24 de octubre.

Las informaciones iniciales apuntan a una venta de «guaro» adulterado en una cantina clandestina de la aldea El Carao, del municipio Choloma, aunque los decomisos ocurrieron también en San Pedro Sula y San Manuel.

Según reportes preliminares, el alcohol consumido por las víctimas es del tipo industrial, usado para fabricar diluyente, pinturas y otros productos, y envasado en botellas con etiquetas de marcas reconocidas, como el referido aguardiente Dominó, que se elabora en San Pedro Sula.

El doctor Carlos Umaña, del Instituto del Seguro Social, precisó que estos licores son adulterados con metanol o etilenglicol, que no tiene un olor o sabor que permita diferenciarlos de una bebida original, y provocan una depresión nerviosa similar a los efectos de una borrachera.

La ingesta de este tipo de alcoholes causa lesiones en el cerebro y un daño irreversible en el nervio óptico, ataca sitios del sistema gastrointestinal y necrosa el hígado, provocando la muerte. 

Las autopsias realizadas a las personas fallecidas la semana pasada en Honduras tras consumir aguardiente adulterado detectaron la presencia de metanol, informó este lunes el Ministerio Público, que prosigue los decomisos del llamado «guaro maldito».

«Presencia de Metanol en nueve autopsias realizadas por Medicina Forense a personas fallecidas por intoxicación al consumir aguardiente adulterado. Se continúa con el resto de las autopsias y analizando el contenido de las botellas decomisadas», confirmó el ente fiscal en su cuenta de la red social Twitter.

La información trascendió horas después de los operativos realizados en la norteña ciudad de San Pedro Sula por la Fiscalía Especial de Protección al Consumidor, policías y agentes judiciales, contra locales dedicados a la venta y comercialización de licor adulterado.

Al menos 16 personas murieron la semana pasada en el departamento de Cortés (noroeste), tras beber una versión pirata del aguardiente Dominó, causante de una serie de intoxicaciones reportadas desde el sábado 24 de octubre.

Las informaciones iniciales apuntan a una venta de «guaro» adulterado en una cantina clandestina de la aldea El Carao, del municipio Choloma, aunque los decomisos ocurrieron también en San Pedro Sula y San Manuel.

Según reportes preliminares, el alcohol consumido por las víctimas es del tipo industrial, usado para fabricar diluyente, pinturas y otros productos, y envasado en botellas con etiquetas de marcas reconocidas, como el referido aguardiente Dominó, que se elabora en San Pedro Sula.

El doctor Carlos Umaña, del Instituto del Seguro Social, precisó que estos licores son adulterados con metanol o etilenglicol, que no tiene un olor o sabor que permita diferenciarlos de una bebida original, y provocan una depresión nerviosa similar a los efectos de una borrachera.

La ingesta de este tipo de alcoholes causa lesiones en el cerebro y un daño irreversible en el nervio óptico, ataca sitios del sistema gastrointestinal y necrosa el hígado, provocando la muerte. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez
Frustran plan de fuga masiva en la granja penal Canadá: reos peligrosos cavaban un túnel

Operativos de registro iniciados el sábado arrojan resultados positivos por decomisos de objetos ilícitos y el descubrimiento del pasadizo comenzado a perforar en ese penal de Escuintla.

noticia Redacción
Junta de disciplina rechaza denuncia del Inspector de PNC contra juez Pablo Xitumul
noticia Luisa Paredes
Inician trabajos de construcción del paso a desnivel en Cuatro Caminos


Más en esta sección

«Tiburón» se instala en el Museo de los Oscar

otras-noticias

Ibrahimovic estará de baja diez días

otras-noticias

Klopp se queja por gran cantidad de partidos

otras-noticias

Publicidad