[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Surge controversia tras debate presidencial en EE. UU.


Encuestas sitúan al candidato demócrata como ganador del debate del martes. La comisión que regula los debates afirma que tomará medidas para que la discusión se maneje de manera ordenada.

foto-articulo-Internacionales

La noche del martes, Donald Trump y Joe Biden se enfrentaron en el primer debate presidencial en Cleveland, Ohio, un careo que resultó caótico, dominado por interrupciones –principalmente de parte del presidente– y por momentos, agresiones.

Resaltó la actitud ambigua del presidente sobre las milicias de extrema derecha durante el áspero debate. Frente a la controversia –que incluyó llamados de atención de su propio partido– el mandatario llamó ayer a los grupos supremacistas a que dejen que “las fuerzas del orden hagan su trabajo”.

El presidente republicano, de 74 años, generó indignación por su negativa a condenar durante el debate a estos grupos de extrema derecha.

Trump evitó responder si estaba dispuesto a condenar el supremacismo blanco. En cambio dijo que el origen de la violencia que ha sacudido varias ciudades estadounidenses durante los últimos meses es antifa, un conglomerado de grupos de izquierda.

“Sí, seguro. Estoy dispuesto a hacer eso”, respondió Trump a la pregunta del moderador sobre si estaba dispuesto a condenar el supremacismo blanco.

Pero pronto, sin hacer una condena directa, continuó: “Pero diría que casi todo lo que he visto viene de la izquierda, no de la derecha… Estoy dispuesto a hacer cualquier cosa. Quiero ver paz. ¿Cómo los quieres llamar? Dame un nombre. ¿A quién debo condenar?”, continuó Trump.

Chris Wallace le dio nombres: “Los supremacistas blancos, los Proud Boys”, en referencia a un grupo de ultraderecha surgido en los últimos años que ha protagonizado varios hechos violentos y que apoya al presidente Trump.

Trump replicó con una frase ambigua que no resultó ser una condena a estos grupos violentos: “Proud Boys, retrocedan y manténganse en reserva”.

Pero ayer, el mandatario cambió de tono: “No sé quienes son los Proud Boys”, dijo desde la Casa Blanca. Reculó y pidió a las milicias de extrema derecha que se retiren y que dejen que “las fuerzas del orden hagan su trabajo”.

Para Biden el único mensaje para los supremacistas es que “desistan”.

“No solo me atacó constantemente a mí y a mi familia, sino que también atacó al moderador. El presidente de los Estados Unidos, comportándose como lo hizo, creo que fue una vergüenza nacional”, dijo Biden a los periodistas ayer.

“El peor debate de la historia”

Los comentaristas calificaron el debate de “película de horror”, “fiasco” o el “peor debate de la historia”.

El demócrata se refirió a Trump como un “payaso”, un “títere” del presidente ruso, Vladimir Putin, y como un “mentiroso”. Trump respondió tachando a su rival de “títere de la izquierda radical”.

Pese a los constantes comentarios de Trump contra su rival sobre un presunto deterioro cognitivo y los lapsus que mostró en las primarias, Biden salió airoso debido a que muchos anticipaban alguna metedura de pata de su parte.

Según una encuesta de la cadena ‘CBS’ tras el intercambio, Biden obtuvo las preferencias del 69 por ciento de la audiencia. Pero en 2016 Hillary Clinton ganó los tres duelos verbales de la campaña frente a Trump, lo que relativiza la importancia de los debates.

Mitchell McKinney, experto en debates presidenciales en la Universidad de Misuri, dijo a la AFP que el desempeño de Trump lo proyectó como un presidente “petulante” que buscó burlarse de su rival y que “Joe Biden evitó errores importantes o tropiezos” que “hubiera alimentado la retórica de Trump acerca de que Biden es demasiado mayor o no es apto para servir como presidente”.

Lo que dejó la noche

Golpe bajo

Trump atacó a Biden con acusaciones contra su hijo, Hunter y las afirmaciones infundadas que alegan que el ex vicepresidente actuó de modo corrupto para no perjudicar la posición de su hijo en el directorio de una compañía de energía en Ucrania. “Esto no se trata de mi familia”, respondió Biden. “No se trata de mi familia o de su familia (Trump), se trata de su familia, el pueblo estadounidense”, dijo Biden hablándole a la audiencia.

Minutos más tarde, cuando hablaban de los veteranos de guerra, Biden habló del otro de sus hijos, Beau, quien murió de cáncer cerebral años atrás. “Cuando tú hablas de los veteranos… no son perdedores. Mi hijo fue a Irak… él no fue un perdedor”.

Trump replicó en un insensible ataque: “¿Estás hablando de Hunter? No sé sobre Beau… pero Hunter fue expulsado del ejército deshonrado por uso de cocaína y no tuvo trabajo hasta que tú te volviste vicepresidente… entonces él hizo una fortuna en Ucrania, en China… Biden lo cortó: “Mi hijo, como mucha gente, tuvo un problema de drogas, se vio abrumado, trabajó para superarlo… y estoy orgulloso de él”.

La frase para Trump

Las interrupciones se hicieron tan frecuentes que Biden finalmente le lanzó “¿te vas a callar?”. Eso fue lo más cercano que Biden estuvo de perder los estribos, algo que claramente Trump estaba intentando hacer, mientras discutían sobre la vacante en la Corte Suprema, la pandemia de coronavirus, los problemas económicos y la fiabilidad del voto por correspondencia.

Pero la frase resonó fuerte y claro en las salas de estar de todo Estados Unidos, y la campaña de Biden inmediatamente comenzó a vender camisetas con la leyenda ‘Will You Shut Up, Man’.

Entre las 22:00 y 23:00 horas locales, la campaña dijo: “Biden a la Presidencia tuvo su mejor hora de recaudación en línea de todos los tiempos”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Gourmet

Recetas con quinoa

noticia
recorridos
noticia Marcela Gereda
La mentira detrás de “Tu basura, tu responsabilidad”

Los plastiqueros y el Estado transfieren el costo ambiental del plástico al consumidor.



Más en esta sección

España decreta toque de queda por el virus

otras-noticias

Líder opositor venezolano Leopoldo López ya está en Madrid

otras-noticias

Sismo de 5,7 grados en sur de México sacude suroeste de Guatemala

otras-noticias

Publicidad