[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

EE. UU. desplegará tropas e Irán promete venganza tras la muerte de Soleimani


El Gobierno estadounidense enviará 3 mil efectivos en Oriente Próximo tras el ataque

foto-articulo-Internacionales

Miles de soldados estadounidenses serán desplegados en Medio Oriente luego de que Estados Unidos mató ayer al cerebro de las operaciones militares de Irán, el general Qasem Soleimani, por cuya muerte Teherán prometió “venganza”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró ayer durante un discurso en su residencia de Mar-a-Lago el fin del “reino del terror” del general iraní Soleimani.

Trump explicó que Soleimani estaba “planeando ataques siniestros e inminentes”. “No buscamos un cambio de régimen en Irán”, aclaró. Así, hizo hincapié en que las acciones llevadas a cabo por Washington tenían como objetivo “evitar una guerra”. “No las tomamos para empezar una”, añadió. Tras el ataque se reforzó la seguridad en las principales ciudades estadounidenses como medida de prevención.

Pero Irán reaccionó con fuerza a la pérdida de quien tal vez haya sido el segundo líder más poderoso del país. Como el jefe de la Fuerza Al Quds, encargada de las operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución iraníes, Soleimani era el cerebro de la amplia y sofi sticada participación de su país en las luchas de poder regionales.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, prometió una “severa venganza” y nombró rápidamente a un sustituto al frente de Al Quds, el brigadier general Esmail Qaani. Se decretaron tres días de duelo.

EE. UU. desplegará tropas e Irán promete venganza tras la muerte de Soleimani El ayatolá Alí Jamenei visitó a la familia del general Soleimani, en Teherán. EE. UU. desplegará 3 mil efectivos adicionales en Oriente Próximo tras el ataque, según fuentes del Pentágono citadas por la prensa estadounidense.

Imagen de los restos del vehículo que transportaba al líder iraní.

PELIGROSO ENEMIGO

Autoridades estadounidenses informaron que Soleimani, de 62 años, había muerto en un ataque de misil disparado desde un dron cerca del aeropuerto de Bagdad. También falleció Mehdi al Muhandis, número dos de las Fuerzas de Movilización Popular o Hashd al Shaabi, una coalición de paramilitares mayoritariamente proiraníes integrados en el Estado iraquí.

Soleimani ha sido considerado por mucho tiempo un peligroso enemigo para Estados Unidos. La gota que rebalsó el vaso fue el ataque el martes de una turba proiraní contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad, donde manifestantes consiguieron quemar parte de las instalaciones y los diplomáticos quedaron sitiados.

La orden de matar a Soleimani partió de Trump después de este ataque, informó el Pentágono. Trump dijo que Soleimani debería haber sido eliminado “hace muchos años”.

Pero sus predecesores evitaron esta acción por considerar que sería demasiado provocadora para Irán, un país que por décadas ha protagonizado tensas confrontaciones con EE. UU. y su aliado en la región, Israel.

Se trata de “la operación de decapitación más grande jamás llevada a cabo por Estados Unidos, más que las que mataron a Abu Bakr al Bagdadi u Osama bin Laden”, jefes del Estado Islámico (EI) y de Al Qaeda respectivamente, según Phillip Smyth, especialista en grupos armados chiítas.

POSIBLES REPRESALIAS DE IRÁN

“Hay un amplio espectro de respuestas posibles que no todas implican una acción militar o violenta”, matiza Heiko Wimmen, responsable de la organización Crisis Group para Siria, Líbano e Irán.

“Ninguno de los dos bandos quiere la guerra, ninguno de los dos tiene nada que ganar. El peligro es que estén en una colisión frontal, esperando que el otro retroceda. Si ninguno de los dos lo hace, puede terminar en un desastre”, afirmó.

“Irak se convertirá ahora en el primer campo de batalla”, estimó Alex Vatanka, experto de Irán en el Middle East Institute de Washington. “Habrá mucha presión sobre la presencia militar en Irak”, opinó, recordando que los estadounidenses perderían mucho estratégicamente si se retiran. Otras figuras de la revolución han sido abatidos y “nunca fueron verdaderamente vengados”, señaló.

También podría esperarse acciones en Ormuz. Irán fue acusado muchas veces en 2019 de haber atacado petroleros frente a las costas de Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos y de haber confiscado buques marítimos cerca del Estrecho de Ormuz. También se sospecha que está detrás de un espectacular ataque contra dos instalaciones petrolíferas sauditas, que tuvo un enorme impacto. Otra posibilidad podría ser un ciberataque. Expertos consideran a Irán como uno de los principales actores en la escena cibernética mundial.

EL ASUNTO NUCLEAR

Desde mayo, Irán ha incumplido varios compromisos del acuerdo de 2015 que garantizaba el carácter pacífico de su programa nuclear, en respuesta al retiro de EE. UU. del texto en 2018 y el restablecimiento de sanciones estadounidenses que asfixian la economía iraní. Para el lunes se esperaba un anuncio de Irán de nuevas decisiones sobre el acuerdo, como la reactivación de instalaciones prohibidas o la superación de nuevos umbrales de enriquecimiento de uranio.

DIVIDIDOS

Lejos de provocar una unión, el asesinato del poderoso general iraní Qasem Soleimani, muerto en Bagdad por orden de Donald Trump, dividió profundamente al Congreso estadounidense ayer entre demócratas y republicanos. La presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, aseguró que la muerte de Soleimani amenaza con provocar “una peligrosa escalada de la violencia”. En contraste, los legisladores republicanos saludaron la decisión. “En un despliegue de resolución y fuerza, hemos golpeado al líder de aquellos que atacan nuestros territorios soberanos de Estados Unidos”, dijo por su parte el líder de los republicanos en la Cámara Baja, Kevin McCarthy. –AFP

“Escalada imprudente”

El ministro de Exteriores de Irán, Javad Zarif, dijo que el ataque era una “escalada extremadamente peligrosa e imprudente”.

El primer ministro dimisionario de Irak, Adel Abdelmahdi, rechazó los asesinatos en un comunicado y los tildó de “violación fl agrante de la soberanía iraquí” y “ataque a la dignidad del país”. Además, advirtió de que representa “una escalada peligrosa que enciende una guerra destructiva en Irak, en la región y en el mundo” y denunció que el ataque contraviene las condiciones y el papel de las fuerzas de EE. UU. desplegadas en Irak.

Dos prominentes figuras paramilitares de Irak, Qais al Khazali y Moqtada Sadr, llamaron a sus combatientes a “estar listos”. Y en Líbano, el líder del movimiento chiíta Hezbollah, apoyado por Teherán, Hasan Nasralá, advirtió que habría “castigo para estos criminales asesinos”.

Pero había celebraciones en la plaza Tahrir de Bagdad, tras meses de protestas contra la corrupción del gobierno y la infl uencia de Irán en el país. De su lado, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, felicitó a Trump, mientras el Estado judío se prepara para posibles represalias en su territorio.

Aliados de Estados Unidos, los países árabes del Golfo temen represalias en su territorio por parte de Irán tras el asesinato. “Abu Dabi y Riad están muy preocupados por los acontecimientos en Irak durante el fin de semana, y temen que Irán responda contra las fuerzas estadounidenses presentes en su territorio”, explicó Andreas Krieg del King’s College de Londres.

Líderes mundiales expresaron su preocupación ante la tensión creciente entre Irán y EE. UU. “El mundo no puede permitirse otra guerra en el Golfo”, afirmó ayer en un comunicado el secretario general de la ONU, António Guterres, quien instó a “mostrar un máximo de contención” en medio de tensiones. –AFP/SPUTNIK

«Históricamente, Irán ha absorbido golpes y contratiempos sin sucumbir a la tentación de responder precipitadamente. El país sabe muy bien cómo cultivar su resentimiento y esperar el momento adecuado”. Suzanne Maloney, de la Institución Brookings, en Washington

Irán nunca ha ganado una guerra, pero nunca ha perdido una negociación”. Donald Trump, presidente de EE. UU. en Twitter.

83% de los iraníes tenía una opinión favorable de Soleimani, mejor que del presidente Hasan Rohani y del ministro de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif, según un estudio publicado en 2018 por IranPoll y la Universidad de Maryland.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luis Fernando Cáceres
Letras

Vigorizar el ambiente literario nacional.

 

noticia Ferdy Montepeque
Hay 349 escuelas sin agua en los departamentos fronterizos

Los establecimientos sin agua en todo el país son más que esa cifra, pero el Ministerio de Educación no proporcionó datos completos.

noticia Fernando González Davison
Tiempos nuevos y futuro digital de Cancillería (I)

Me solidarizo con la acción de inconstitucionalidad en contra del ilegal Centro de Gobierno.



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

Guatemala Bajo la Lupa

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Publicidad