[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Bachelet advierte sobre «una reducción del espacio democrático» en Brasil


Los comentarios de Bachelet desataron la furia de Bolsonaro, que en Twitter acusó a Bachelet de «entrometerse en los asuntos internos y en la soberanía brasileña».

foto-articulo-Internacionales

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió este miércoles sobre una «reducción del espacio democrático» en Brasil, en especial con ataques contra los defensores de la naturaleza y de los derechos humanos.

«Estos últimos meses, hemos observado [en Brasil] una reducción del espacio cívico y democrático, caracterizado por ataques contra los defensores de los derechos humanos, restricciones impuestas al trabajo de la sociedad civil», declaró Bachelet en una rueda de prensa en Ginebra.

También señaló un «aumento» del número de personas que murieron a manos de policías en este país, dirigido por el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro. Esta violencia afecta de manera desproporcionada a los afrobrasileños y a las personas que viven en las favelas, precisó.

La expresidenta chilena lamentó igualmente el «discurso público que legitima las ejecuciones sumarias» y la persistencia de cierta impunidad.

Denunció además la voluntad del gobierno brasileño de liberalizar la posesión de armas.

En lo que se refiere a los defensores de los derechos humanos, al menos ocho murieron en el país entre enero y junio, indicó, y precisó que la mayoría de estas muertes sucedieron en litigios por propiedad.

«Explotación ilegal de recursos naturales, principalmente agrícolas, forestales y mineros», enumeró Bachelet, para quien esta «violencia ligada a la protección del medioambiente» se ha observado en todo el país y afecta «sobre todo a las comunidades indígenas».

Este llamado tiene lugar en momentos en el que el presidente Bolsonaro defendió de nuevo, el martes, su voluntad de explotar económicamente la mayor selva tropical del planeta.

Desde su llegada al poder en enero, Bolsonaro propugna el desarrollo de la agricultura y de la ganadería en la Amazonía, así como la extracción minera -incluido en las reservas indígenas- en los muy ricos subsuelos amazónicos.

Los miembros de las tribus de la selva amazónica se enfrentan desde hace tiempo a las presiones de los mineros (garimpeiros), de ganaderos y leñadores, pero los activistas que luchan por sus derechos señalan que las amenazas que pesan sobre ellos se intensificaron desde que Bolsonaro es presidente.

Además, la deforestación, que avanza bajo su gobierno, es considerada por los especialistas ampliamente responsable de los incendios en la Amazonía.

«En lo que respecta a la Amazonía, el 33% de los incendios se producen en tierras indígenas o en lugares protegidos», detalló Bachelet.

«Hemos dicho al gobierno que debe proteger a los defensores de los derechos humanos, defensores del medioambiente, pero también examinar las medidas que podrían desencadenar violencia contra ellos», añadió.

FABRICE COFFRINI / AFP

Bolsonaro reacciona

Los comentarios de Bachelet desataron la furia de Bolsonaro, que en Twitter acusó a Bachelet de «entrometerse en los asuntos internos y en la soberanía brasileña», «siguiendo la línea» del presidente francés Emmanuel Macron, quien recientemente evocó una internacionalización de la Amazonia en caso de que Brasil no logre controlar los incendios que devastan la mayor selva tropical del planeta.

Desde enero hasta el 3 de septiembre, los satélites del instituto de observaciones espaciales INPE contabilizaron 93.947 incendios en Brasil, 772 más que el lunes 2, un récord desde 2010 para ese periodo. Un 51,9 por ciento del total se registró en la región amazónica.

La polémica se produce a menos de tres semanas del inicio de los debates de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Bolsonaro, que el domingo pasará por una cirugía, dijo el lunes iría «aunque sea en silla de ruedas» para defender la posición de Brasil en la cuestión amazónica.

Elogio de Pinochet

En declaraciones a la salida de su residencia oficial en Brasilia, Bolsonaro, un exoficial del Ejército, volvió a la carga, con elogios a la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), que derrocó al gobierno socialista de Salvador Allende.

Bachelet «dice que Brasil pierde espacio democrático, pero olvida que su país no es una nueva Cuba solo gracias a quienes tuvieron el coraje de frenar a la izquierda en 1973, entre ellos su padre, un comunista general de brigada».

El padre de la Comisionada de la ONU, el general de aviación Alberto Bachelet, fue detenido y torturado tras el golpe de Pinochet y murió en la cárcel al año siguiente.

«Cuando hay personas que no tienen nada que hacer, ocupan el sillón de los derechos humanos de la ONU», remató el mandatario brasileño.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Tragedia de menores
noticia AFP
Denuncian represión desproporcionada
noticia GELDI MUÑOZ PALALA elPeriódico
Intecap certifica a 75 migrantes retornados

Organizaciones buscan facilitar oportunidades para la inclusión laboral.

 



Más en esta sección

Este año se reportan 1 mil 643 denuncias por violencia sexual en menores de 0 a 14 años

otras-noticias

Camión militar se accidentó cuando se dirigían a habilitar rutas dañadas por tormentas en Huehuetenango

otras-noticias

Detienen a 230 personas en operación contra pandillas en Centroamérica

otras-noticias

Publicidad