[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

¿Visionario o malvado?, Marx cumple 200 años


Para rastrear su vida, su obra y la compleja herencia del coautor del “Manifiesto del Partido Comunista” , la ciudad de Tréveris previó unos 600 actos.

foto-articulo-Internacionales

Karl Marx nunca fue objeto de culto en su ciudad natal, Tréveris, pero el bicentenario del filósofo alemán, hoy 5 de mayo, resucita el debate sobre su pensamiento y sobre los crímenes del comunismo.

Casi 30 años después de la caída del Muro de Berlín, con cicatrices de la Guerra Fría aún visibles, Karl Marx sigue provocando división tanto en el Oeste como en la antigua República Democrática de Alemania, comunista.

Para algunos, el autor de El Capital fue un erudito visionario que supo diagnosticar antes que nadie los males que conlleva la economía de mercado. Para otros, es el padre espiritual de las sanguinarias dictaduras soviéticas.

Hoy las conmemoraciones terminarán con la inauguración de una estatua de 5.5 metros del pensador. Dicho homenaje hace rechinar los dientes de las víctimas de la represión en la RDA, especialmente porque la escultura fue un regalo de China, país que sigue siendo oficialmente comunista. También se prevén contramanifestaciones.

“Karl Marx puso los pilares sobre los que se construyeron todas las dictaduras comunistas hasta la actualidad”, lamenta Dieter Dombrovski, presidente de la Unión de Grupos de Víctimas de la Tiranía Comunista.

Se asesinó a más gente bajo los regímenes comunistas que bajo el nazismo de Adolf Hitler, insiste Dombrovski, al que le horroriza que se “erija una estatua en Alemania” en honor a quien inspiró la Revolución de Octubre de 1917.

Para los responsables de Tréveris, Marx, quien falleció en Londres en 1883, no puede ser considerado culpable de las derivas leninistas, estalinistas o maoístas que afirmaban poner en práctica su pensamiento.

“Sus ideas y su filosofía se vieron desacreditadas por el hecho de que el antiguo régimen alemán tratara a Marx como un dios y sus pensamientos como palabras del Evangelio”, señala Rainer Auts, director de la empresa encargada de supervisar las exposiciones sobre Marx para el bicentenario.

En la RDA, el marxismo, en su variante leninista era un dogma irrebatible. Como ejemplo de este culto, la actual ciudad Chemnitz se llamaba en la época comunista Karl-Marx-Stadt.

Para Auts, este bicentenario deber permitir explicar al autor del famoso lema “Trabajadores del mundo, ¡únanse!” sin “glorificarlo o vilipendiarlo”, ya que en su opinión su pensamiento sigue teniendo ecos en el mundo contemporáneo.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia JOSÉ DAVID LÓPEZ jlopez@elperiodico.com.gt
Cambray II: Afectados alegan desamparo estatal

Carlos Hernández es uno de los sobrevivientes de la tragedia de El Cambray II. Desde el 1 de octubre permanece en un albergue habilitado en una escuela de Santa Catarina Pinula. Mientras cargaba a su nieta, afirmaba que en los últimos días las autoridades los han abandonado y cuestionaba el destino del dinero y los enseres donados después del alud.

noticia Lucía Escobar
Un nuevo fin del mundo

lucha libre

noticia
La maestra que llora cristales

El misterioso padecimiento hace que aparezcan placas blancas en sus ojos.           



Más en esta sección

La de Guatemala Inédita

otras-noticias

Pueblos indígenas piden la renuncia del Presidente y diputados

otras-noticias

El diálogo excluyente de Giammattei y otra comisión que duplica funciones

otras-noticias

Publicidad