[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Juez brasileño ordena ingreso en prisión de “Lula”


Se le concede la oportunidad de presentarse voluntariamente ante la Policía de Curitiba y se habilitará una sala especial para el inicio de cumplimiento de su pena.

 

El juez de Lava Jato, Sérgio Moro, ordenó la entrada en prisión del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva a más tardar hoy viernes debido una condena de corrupción, según una orden judicial emitida ayer.

 

Lula, de 72 años, debe entregarse hasta las 17 horas de hoy a la Policía Federal en Curitiba, en el sur de Brasil, según el texto de la orden, emitido menos de 24 horas después de que la Corte Suprema negara al exmandatario un recurso especial para evitar ir a la cárcel.

El Supremo Tribunal Federal (STF) negó ayer un pedido de habeas corpus con el que Lula pedía que se suspendiera una posible orden de arresto contra él hasta que su condena a 12 años de cárcel sea firme en todas las instancias judiciales posibles. Después del fallo, se esperaba una orden de arresto contra Lula en cualquier momento.

 

Lula da Silva, favorito para las elecciones presidenciales del 7 de octubre, fue visto cuando salía ayer en automóvil del Instituto Lula en São Paulo. Después del fallo del Supremo en la madrugada, simpatizantes del expresidente habían pedido en las redes sociales formar una “cadena humana” delante de la casa de Lula para evitar un posible arresto.

Moro, emblema de la operación Lava Jato, indicó que le concede a Lula, “en consideración de la dignidad del cargo que ocupó, la oportunidad de presentarse voluntariamente” ante la Policía Federal de Curitiba. Prohibió además “la utilización de esposas en cualquier hipótesis”.

“En razón de la dignidad del cargo ocupado, se preparó previamente una sala reservada, una especie de sala de Estado Mayor, en la propia superintendencia de la Policía Federal, para el inicio del cumplimiento de la pena, en la cual el expresidente estará separado de los demás presos, sin ningún riesgo para su integridad moral o física”, agregó también el texto.

Moro condenó el año pasado a Lula inicialmente a nueve años y medio de cárcel por cargos de que aceptó sobornos de la constructora OAS en el marco del escándalo de corrupción política Lava Jato (Lavado de autos).

Un tribunal de apelación de Porto Alegre confirmó en enero la condena y aumentó la pena de cárcel a 12 años y un mes. Pese a la condena, Lula quiere volver a ser candidato presidencial para las elecciones del 7 de octubre y es favorito en todos los sondeos.

Líderes de izquierda expresaron su apoyo a Lula, entre ellos, el presidente venezolano Nicolás Maduro, el de Nicaragua, Daniel Ortega, y los exmandatarios Cristina Fernández de Argentina y José Mujica de Uruguay.

 

¿Candidato  entre rejas?

Paradójicamente, la ley brasileña permitiría que Lula haga precampaña desde la cárcel, ya que su postulación solo debería ser invalidada en agosto por la justicia electoral, que impide participar en comicios a personas condenadas en segunda instancia, como es su caso desde enero. Sin Lula, cobra fuerza el fantasma del ultraderechista Jair Bolsonaro, que, con cerca de un 20 por ciento, pasaría a liderar las encuestas. Bolsonaro cuenta con una base firme y con grandes apoyos en el Ejército, que en las últimas semanas ha dejado claro su interés por convertirse en un actor claramente político. Bolsonaro, homófobo, machista y defensor de la tortura, se aprovecha también del páramo que reina en el centro derecha tradicional. El candidato con más posibilidades de reunir al establishment conservador, Geraldo Alckmin, gobernador de São Paulo, permanece estancado en un siete por ciento.  –AFP/EL PAÍS

Sereno

La presidenta del Partido de los Trabajadores, Gleisi Hoffmann, se reunió ayer por la mañana con Lula y aseguró que estaba “bien, sereno, con la conciencia tranquila de los inocentes”. Esta sería “una prisión política que vulnera la presunción de inocencia” y que, de concretarse, mostraría a Brasil como una “republiqueta bananera”, afirmó Hoffmann.

Imputado en otros seis procesos judiciales, el exmandatario niega todas las acusaciones y las considera parte de un complot de las elites para que no pueda volver al poder después de haber dejado el cargo en 2010 como el presidente más popular de la historia reciente de Brasil. –AFP

 

36%

 

de los brasileños votaría otra vez por Lula como presidente, según las últimas encuestas.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Mil millones de personas confinadas en el mundo por el coronavirus

En total, la epidemia ya ha provocado 12 mil 592 muertos en el mundo y 271 mil 660 personas infectadas.

noticia Marcela Gereda
Margarita: inmensa y delicada

Margarita fue una guerrera de la palabra.

noticia AFP
Por falta de almacenamiento el petróleo cierra en negativo en EE. UU

El derrumbe del petróleo llegó este lunes a niveles históricos: los inversores y especuladores pagan para encontrar compradores en momentos en que las capacidades de almacenamiento llegan a su límite en Estados Unidos. El petróleo nunca había caído por debajo de 10 dólares desde la creación de estos contratos a futuro en 1983.



Más en esta sección

Pueblos indígenas denuncian abuso de autoridad por parte del gobierno actual

otras-noticias

Los 48 Cantones de Totonicapán y el Parlamento Xinca se dirigen al Congreso y Casa Presidencial

otras-noticias

Parlamento Xinka y los 48 Cantones manifestarán para pedir la renuncia de Giammattei

otras-noticias

Publicidad