[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Informe critica decisión de Tony Blair de invadir Irak


La investigación sobre el papel del Reino Unido en el conflicto fue iniciada en 2009 por el sucesor de Blair, Gordon Brown.

El Reino Unido se unió en 2003 a la invasión a Irak, liderada por Estados Unidos, antes de haber agotado las opciones pacíficas y sobre la base de información de inteligencia presentada con una “certeza no corroborada”, concluye un informe de investigación dado a conocer ayer en Londres.

“Hemos llegado a la conclusión de que el Reino Unido decidió unirse a la invasión a Irak antes de que se hubieran agotado las opciones pacíficas para el desarme”, afirmó el líder del equipo de investigación, John Chilcot. “La acción militar en aquel momento no era el último recurso”, aseguró.

Chilcot criticó al entonces primer ministro británico, Tony Blair, por no haber cuestionado las afirmaciones de servicios secretos que aseguraban que Irak disponía de armas de destrucción masiva, principal argumento esgrimido en su momento para justificar la invasión del país árabe. “Los juicios sobre la severidad de la amenaza que representaban las armas de destrucción masiva de Irak fueron presentados con una certeza que no estaba corroborada”, indica el informe.

El Gabinete de Blair decidió invadir Irak si Saddam Hussein no aceptaba el ultimátum final estadounidense de marzo de 2003 de retirarse en las siguientes 48 horas. El Parlamento apoyó la decisión al día siguiente. La invasión fue polémica en su tiempo y se llevó a cabo sin un mandato explícito del Consejo de Seguridad de la ONU, con EE. UU. y el Reino Unido alegando que Hussein tenía armas de destrucción masiva que nunca aparecieron.

El ex primer ministro británico, Tony Blair, defendió ayer su decisión. En una rueda de prensa, Blair amagó con pedir disculpas, pero luego insistió en que fue la decisión correcta. “Expreso más pena, arrepentimiento y disculpas de lo que nunca llegarás a saber o imaginar”, dijo Blair, antes de matizar: “Creo que tomamos la decisión correcta. El mundo está mejor y es más seguro”.

“Admito y asumo la responsabilidad de los errores en la planificación y el proceso. Acepto mi entera responsabilidad por aquellos errores, pero eso no es contradictorio con lo que digo, que creo que tomamos la decisión correcta”, razonó. “Volvería a tomar la misma decisión”, insistió el político laborista, de 63 años.

En tanto, varios manifestantes se reunieron en Londres en el momento en que era difundido el informe. Algunos de ellos pedían que Blair fuera procesado por crímenes de guerra.

“El costo de la inacción hubiera sido aún mayor que el de una invasión”.

Tony Blair, ex primer ministro británico.

2.6

Millones de palabras tiene el informe –cantidad cuatro veces superior a Guerra y paz, de Lev Tolstói– y su elaboración costó diez millones de libras (US$13.3 millones).

30

Mil soldados envió Reino Unido con la misión de ocupar Irak.

Informe completo

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia DPA/AFP
Estados Unidos enviará tropas terrestres a Siria

El conflicto sirio ha causado la muerte de al menos 250 mil personas y unas 4.2 millones han huido al extranjero.

noticia
Mercedes-Benz Bridal Guatemala se luce en pasarela

La segunda edición de la pasarela de bodas ofreció diversidad a las futuras esposas, entre vestidos de novia, de noche, trajes para el novio y lencería.

noticia Edelberto Torres-Rivas
Volviendo los oscuros asesinos


Más en esta sección

Bloquean con llantas y una unidad del Transurbano las calles aledañas al Congreso

otras-noticias

Manifestantes de Sololá piden destitución de Giammattei

otras-noticias

Japón aporta US$4.5 millones para proyecto de reintegración económica de jóvenes migrantes

otras-noticias

Publicidad