[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

El récord de batir récords: el español que fulmina el Libro Guinness


foto-articulo-Insólito

Nadie tiene más récord Guinness en España que Christian López. Este toledano es el rey de los retos y un habitual en el famoso libro que edita la cervecera irlandesa. En su particular registro, ha conseguido desbloquear más de una treintena con tan solo 32 años. Algunos subiendo escaleras. Otros corriendo de espaldas.

Corría el año 1951. En una colina próxima al río Slaney, en el condado irlandés de Wexford, Sir Hugh Beaver, director general de la destilería Guinness, estaba inmerso en una cacería. Entre la vegetación y el revolotear de los animales a los que disparaban surgió la pregunta. «¿Cuál es el ave de caza más rápida?». Unos decían el urogallo. Otros apostaban por el chorlito dorado. Sin embargo, ninguno tenía la respuesta. A Beaver se le ocurrió que no estaría mal que existiese un libro en el que se resolviera este tipo de dudas. Cuatro años después se editaba el primer Libro Guinness de los Récords.

Una obra que cumple los 65 años. Desde 1955, no ha dejado de publicarse. Sus páginas son hogar de toda clase de logros. Se puede encontrar el nombre del río más corto del mundo o la planta más venenosa del planeta. Sin obviar, marcas como la pistola de agua más grande, el mayor número de jarras de cerveza transportadas o la concentración de corredores vestidos de gorila más numerosa jamás organizada. Un sinfín de curiosidades que cada año descubren los ávidos lectores del Libro Guinness de los Récords. Este es uno de los mayores superventas de la historia. Millones de personas tienen un ejemplar en casa. O, como en el caso de Christian López, varios. «Siempre fui un entusiasta de los récords. De niño, cada Navidad me regalaban el libro», ríe. Con 32 años, puede decir que es la persona con más récords de España.

La actividad física siempre ha sido parte fundamental en la vida de este toledano. Es doctor en Ciencias del Deporte, entrenador personal y conferenciante motivacional, además de practicar atletismo desde pequeño. Con 12 años, los médicos le diagnosticaron diabetes de tipo 1. Esto no impidió que a los 14 se federara y compitiera en las modalidades de 400, 800 y 1500 metros.

Todo comenzó a cambiar a raíz de la muerte de su abuelo Ernesto, quien le acompañaba en sus entrenamientos. «Era mi mayor influencia. Fue él quien me inculcó los valores del deporte y de la vida, en general», afirma el deportista. Además, sus años de corredor empezaron a incidir en su estado de salud. Según López, era muy propenso a sufrir lesiones. Una en la cintilla iliotibial le hizo plantearse su futuro en el deporte. Era hora de buscar alternativas.

Fue entonces cuando conoció el towerruning, disciplina basada en subir las escaleras de edificios de gran altura. En la televisión vio un reportaje sobre la subida al Gran Hotel Bali de Benidorm. Allí se planto y quedó decimoctavo en una carrera en la que participaban más de 100 personas. Esto hizo que se apuntará al circuito mundial de esta modalidad, en el que ya lleva siete años. Pasado un tiempo, también decidió unirse al retrorruning, que consiste en correr hacia atrás. También se le daba bien, así que se ató las zapatillas y añadió un deporte más a su currículum. «No solo me gustaba, sino que era bueno para mi físico. Ya no sufría cargas musculares y ayudaba a la posición de mi espalda», comenta López.

Sus habilidades le llevaron a preguntarse si sería capaz de batir alguno de los logros que oteaba en sus libros cuando era niño. La respuesta es afirmativa. El toledano tiene 34 récords registrados. En 2017, consiguió subir durante una hora el mayor número de escalones en el Alcázar de Toledo. En 2018, pulverizó la marca de 31 segundos en el reto de los 400 metros de espaldas. También es la persona más rápida del mundo corriendo hacia atrás con aletas de bucear o a la pata coja en una distancia de 100 metros.

«Mi hobby es superarme día a día», reconoce López.

Entre sus últimos logros, mantener en equilibrio una bicicleta de montaña de 14 kilogramos sobre la barbilla durante casi 10 minutos. Uno de los más recientes y más complicados fue subir 2082 escalones, el equivalente a 62 plantas, haciendo malabares. Su objetivo es superar al estadounidense Ashrita Furman, quien ostenta más de 200 récords.  «Quiero ser la persona con más récords Guinness del mundo. Sin embargo, tampoco me apetece dejar de lado el disfrute. Para mí es importante, alcanzar nuevas metas, descubrir nuevas habilidades. Es increíble lo que puede hacer el cuerpo humano», asevera el deportista.

Para ello, se entrena a diario. Dedica tres horas para mejorar su físico y resistencia, pero también sus habilidades. Solo para rebasar la marca de los 400 metros hacia atrás, necesitó cuatro años de preparación e innumerables caídas. Tanto en pistas de atletismo, como en las calles de su localidad de origen, Cabañas de la Sagra. Tiempo en el que no se despegó de sus gafas con retrovisor incorporado, básicas para todo aquel que se denomine como retrorunner.

Ahora, López no se separa de sus zuecos holandeses, cada uno de un kilo y medio. Con ese calzado pretende recorrer una milla en menos de siete minutos y 16 segundos. Tampoco lo hace de un saco de patatas de 50 kilogramos, en el que se enfundará para rebajar la marca de 100 metros en 26,22 segundos. El 18 de noviembre, día internacional de los récords Guinness, buscará apuntarse dos desafíos más a su particular lista.

«Estoy enganchado. Cuando me vi en el libro en 2019, me picó el gusanillo. Al final vas a por más y más. Además, me permite tener la diabetes bajo control. Si no hiciese, igual me tendría que pinchar más insulina. Me hace mantenerme con ilusión y entusiasmo», confiesa.

Para validar un récord existen dos vías. La primera, a través de un juez. La segunda es más barata, pero más compleja. Se necesita la presencia de dos testigos, abogados o notarios, además del informe de un topógrafo que analice las características de la superficie en la que se lleva a cabo la hazaña y alguien que pulse el cronómetro. El desafío tiene que ir acompañado de un vídeo, que Guinness se encarga de analizar. «Por cualquier mínimo detalle te pueden descartar», indica.

Sin embargo, esto no es problema. El toledano ya sabe lo que tiene que hacer. Por algo, tiene el récord de récords en España. Y no parece que se vaya a limitar a 34. «Solo es el comienzo, queda Christian para rato», sentencia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Enrique García elPeriódico
Junta Directiva desconoce a Ovalle como diputado

Ayer los congresistas solicitaron al TSE que notifique el nombramiento de Adriel Orozco para ser juramentado como integrante de FCN-Nación.

 

noticia Tulio Juárez / Julio E. Santos
Excuñado de Byron Lima Oliva se niega a declarar ante Jueza B de Mayor Riesgo

William Estuardo Salguero, calificado por el MP y la CICIG como la “mano derecha” del –fallecido– capitán retirado en la venta de privilegios dentro de las prisiones, estaba prófugo desde septiembre de 2014.

 

noticia AFP
¿Qué relación tendrán Reino Unido y la UE tras el Brexit?

Los líderes europeos se reúnen este jueves en una cumbre de dos días para lanzar la siguiente fase de negociación del Brexit tras un primer acuerdo sobre el divorcio. Sin embargo, en la víspera, el gobierno británico de Theresa May sufrió una derrota cuando varios de sus diputados se sumaron a la oposición para imponer que el parlamento británico tenga la última palabra sobre el acuerdo de divorcio final con la Unión Europea (UE).



Más en esta sección

A ritmo de mariachi dan último adiós a Flor Silvestre, «El alma de la canción ranchera»

otras-noticias

Carretera que comunica ocho municipios en Huehuetenango está inhabilitada

otras-noticias

Allanamientos de este viernes buscan desarticular bandas criminales

otras-noticias

Publicidad