[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Cannabis medicinal: lucha en Perú para que los pacientes accedan a su uso efectivo


foto-articulo-Insólito

En 2017 se aprobó en Perú una ley para el uso medicinal del cannabis, y en 2019 se aprobó su reglamento para beneficio de miles de pacientes. Este país andino cuenta con miles de farmacias en su territorio, pero a la fecha sólo en una pequeña, ubicada en la capital, se puede adquirir el producto.

Una farmacia dentro de un universo de miles, y en un país con 32 millones de habitantes, es casi como negar el acceso al cannabis medicinal, pero el asunto empeora si se considera que en ese comercio apenas se puede comprar aceite de cannabis, solo uno de los varios productos medicinales que se pueden obtener de la planta.

Francesca Brivio es presidenta ejecutiva de la organización Cannabis Gotas de Esperanza. Como activista por el uso medicinal de la planta y como paciente beneficiaria, denuncia esta deficiencia en declaraciones para Sputnik

«La ley habla del uso de cannabis y sus derivados, pero el Ministerio de Salud y la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas [Digemid] tratan el tema como si sólo se estuviera hablando de aceite de cannabis cuando, como pacientes, necesitamos usarlo de otras maneras: vía tópica, vía respiratoria, además de pastillas, óvulos vaginales, etcétera, y para diversos tipos de dolencias».

Burocracia y salud

De esa manera, el uso del cannabis medicinal en Perú es casi inexistente dentro del sistema formal porque no sólo se limita su distribución, sino que esta limitada distribución se reduce apenas a un sólo derivado: el aceite.

Brivio denuncia que los trámites en la Digemid para permitir la importación del cannabis medicinal puede tardar meses y, aunque espera que pronto otras farmacias tengan licencia para expender productos de la planta y quizá no sólo el aceite, juzga que esta posibilidad es poco fiable.

 

«Tengo la impresión de que la Digemid y el Ministerio de Salud han permitido el expendio en una sola farmacia para poder decirle a los pacientes que no se pueden quejar porque en Perú sí está disponible el cannabis, en un sólo sitio, pero está disponible», afirma la activista.

Ante las razones para desconfiar de la voluntad política de acercar los usos medicinales de una planta estigmatizada, Brivio está peleando por lo que llama «las tres vías de acceso»:

  1. el autocultivo;
  2. el cultivo colectivo;
  3. y el expendio de parte de los laboratorios.

La organización a la que representa acepta toda salida, aunque ella confía más en el autocultivo.

«Siempre vamos a necesitar el autocultivo porque basta que un paciente necesite de un uso distinto del que ofrezcan las farmacias para que reclame el uso que él necesita, y a esa persona no le puedes negar el derecho a la salud», indica Brivio.

Para quien vive en Lima, la realidad es conocida: en la capital de Perú, conseguir marihuana es tan fácil como conseguir pan; pero eso será acaso una realidad suficiente para el que busca los efectos recreativos de la planta, pero en modo alguno para quienes dependen del cannabis por motivos de salud.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EDITORIAL
La ley ante todo
noticia Tulio Juárez
Tribunal Supremo Electoral anula la inscripción de Mario Estrada Orellana como candidato presidencial

Revocatoria de registro del binomio se decide por unanimidad al constituir su captura un hecho notorio y de conformidad con el Artículo 113 de la Constitución sobre méritos de capacidad, idoneidad y honradez.

noticia Editorial
Pende el desenlace del Transurbano


Más en esta sección

Alcaldía indígena de Sololá bloquea carretera en ruta Interamericana

otras-noticias

elPeriódico World Review

otras-noticias

Día del Periodista

otras-noticias

Publicidad