Miércoles 30 DE Septiembre DE 2020
Insólito

Una empresa vasca elegida para diseñar “la ciudad del futuro” en China

Fecha de publicación: 05-08-20
Por: sputnik

Con una pandemia y el Año Nuevo Chino de por medio, la empresa de diseño Dhemen ha logrado quedar segunda en una competición de más de 100 países para construir el mobiliario de Xiong’an, “la ciudad del futuro” en China.

Con el propósito de modernizar China y la comunicación con otros países, el presidente chino Xi Jinping eligió Xiong’an como la ‘ciudad piloto’ para implantar una serie de tecnologías del futuro y usarla como piedra angular con el fin de llevarlas a todo el país posteriormente. Dhemen se encargará de su equipamiento urbano: los bancos detectarán si hay gente sentada, las papeleras mandarán una señal cuando estén llenas para que alguien las limpie y los semáforos tendrán tecnologías especiales con radares y servicios de precisión que detectarán si hay vehículos cerca o no.

El gobierno central ha tomado control de esta ciudad por encima de la propia municipalidad y la provincia, porque quieren convertirla en una nueva zona económica de gran prioridad. Aunque lo cierto es que Xiong’an no es una ciudad, sino un conjunto de villas. Se trata de una comarca situada a unos 100 kilómetros al suroeste del centro de Beijing, que cuenta con una serie de ecosistemas de humedales, incluido Baiyangdian, uno de los lagos de agua dulce más grande del norte de China.

Según cuenta Asier Esnal, gerente de Dhemen la carrera no ha sido fácil: “Haber quedado segundos ha sido increíble, ha sido un subidón sobre todo por el nivel que había en esa competición, y además era la primera vez que hacemos un proyecto de este tipo y en China”.

Ni la pandemia ni el Año Nuevo Chino pudieron paralizar la energía de la empresa para continuar adelante con el proyecto. “En diciembre estuvimos preparándonos para presentarnos como equipo en el certamen en el que se presentaron 115 proyectos de diferentes países y a principios de enero nos comunicaron que estábamos entre los 12 finalistas, para finalmente quedar segundos. Viajamos a China para conocer el briefing y la zona, y volvimos a España para trabajar desde la distancia”.

Al ver que el agua es un elemento protagonista en Xiong’An, empezaron a darle forma a su concepto. Encontraron un componente natural muy cerca de su hogar, que estaba muy relacionado con el símbolo del proyecto. “Vimos que los Flysch de Zumaia, un geoparque natural en la zona norte de España, estaban cerca de la idea de las marismas. Utilizamos esos elementos naturales que son como capas horizontales que quedan en la roca con el paso del tiempo y a partir de ahí nos dimos cuenta de que hay una red de flysch en todo el mundo, incluso en China. Utilizamos esa idea para crear todo el tema del mobiliario”.