Sábado 19 DE Septiembre DE 2020
Insólito

Una madre se ‘reúne’ con su hija fallecida gracias a la realidad virtual

Fecha de publicación: 14-02-20
Por: Europa Press

Unas gafas de realidad virtual han permitido a una madre de Corea del Sur ‘reencontrarse’ con su hija fallecida en 2016 a los siete años de edad debido a una enfermedad rara. La experiencia se ha producido con motivo del cumpleaños de la pequeña y forma parte del documental ‘Te conocí’, producido por el canal público de televisión Munhwa.

Jang Ji-sung, que así se llama la madre, se coloca las gafas de realidad virtual y aparece en un parque en el que se encuentra su hija Nayeon, que se acerca a su madre para hacerle varias preguntas: “¿Dónde estabas? ¿Pensaste en mí? ¿Me veo guapa?”. Mientras, la madre, entre lágrimas, intenta abrazar la imagen virtual de su hija.

A continuación, madre e hija tratan de juntar las palmas de sus manos y ésta última le asegura que así “subirán al cielo”. La ‘predicción’ de la niña se cumple y ambas ascienden hasta llegar a una “casa bonita” ubicada en un bosque en el que hay una cama y varios juguetes.

También hay una tarta, y es que la pequeña, que ese día cumple 10 años, le recuerda a su madre que tienen que celebrarlo. Las dos cantan el ‘cumpleaños feliz’, Nayeon sopla las velas y pide tres deseos: “Desearía que mi padre dejara de fumar, que mi hermano mayor y mi hermana no pelearan y que mi madre no llorara”.

Llega el momento de la despedida y Nayeon, que está a punto de acostarse, le anuncia a su madre que ha escrito una carta: “Si nos encontramos de nuevo, quiero que juguemos mucho. Yo siempre pensaré en ti”. La madre responde: “No importa dónde estés, yo siempre te cuidaré. Aún tengo cosas que hacer, pero cuando acabe estaré contigo y entonces estaremos bien juntas. Te quiero”. Nayeon se duerme y desaparece, momento en el que finaliza la experiencia de realidad virtual.

ASÍ LO VIVIÓ LA MADRE Y EL RESTO DE LA FAMILIA

La madre cuenta, tras la experiencia, que ha “cumplido el sueño que siempre había querido”. También explica que ha reflexionado sobre lo que siente por su hija y que a partir de ahora tendrá sentimientos más positivos cuando recuerde a Nayeon en lugar de sentirse mal por echarla de menos: “Espero que mucha gente recuerde a Nayeon tras ver este documental”.

Durante la recreación, la madre pudo darse cuenta de algunos detalles que hicieron que la experiencia resultara más realista, y es que, tal y como ella cuenta, Nayeon llevaba puestas las mismas sandalias que le gustaban a su hija en vida.

Toda la familia es testigo de lo que vive la madre durante la experiencia. Están sentados frente a ella viendo sus movimientos y observando en una pantalla lo que ve la madre a través de las gafas. La hermana pequeña de Nayeon, también presente, tiene claro desde el primer momento que se trata de una experiencia virtual: “Su cara es un poco diferente”.

El padre, que también observa cómo transcurre todo, se da cuenta de que sobre la mesa donde se celebra el cumpleaños están los mismos pasteles de arroz con azúcar (ttok) que Nayeon deseaba cuando se encontraba en el hospital. “Dijo que los quería pero no pudimos hacer eso por ella”, lamenta el padre.

LA CREACIÓN


Para realizar este experimento con realidad virtual se necesitaron ocho meses en los que los creadores utilizaron a una modelo infantil como base para realizar la captura de movimiento, una técnica habitual en películas o videojuegos que consiste en que un actor o actriz realiza movimientos vestido con un traje especial frente a numerosas cámaras.

A partir de estas grabaciones se creó al personaje digital en 3D y sobre él se implementaron los gestos, los rasgos y la voz de Nayeon, a partir de imágenes y vídeos de ella. El vídeo de este ‘reencuentro’ virtual entre madre e hija ha superado ya las diez millones de visitas en YouTube.