Domingo 15 DE Septiembre DE 2019
Insólito

Muerte súbita, ¿se puede frenar?, ¿cuáles son sus síntomas?

Fecha de publicación: 09-08-19
Por: Desconecta - Europa Press

Deportistas que se desploman en el terreno de juego y mueren, lactantes que fallecen de forma sorpresiva… Todo el mundo conoce algún caso sobrecogedor de este tipo en el que no se ha podido hacer nada por salvar la vida a la persona en cuestión: es la muerte súbita, un proceso inesperado que culmina en menos de una hora, precisa la Organización Mundial de la Salud, en personas que estaban sanas.

“La muerte súbita es un fenómeno global, y en España se producen 30.000 al año”, explica a Infosalus el responsable del proyecto de Reanimación Cardiopulmonar de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), el doctor Ignacio Fernández Lozano, que puntualiza que no solo mueren por esta causa deportistas y lactantes, aunque sí sean los que normalmente copan los titulares de la prensa cuando se produce este tipo de evento.

De hecho, “todos estamos en riesgo. Ocurre en gente de cualquier edad que estaba perfectamente bien”, zanja el experto de la SEC. Además, “es más frecuente a mayor edad en valores relativos”, pero “afecta a todo el mundo”, insiste el doctor Fernández.

La mayoría de las muertes súbitas se producen por razones cardíacas, un porcentaje que se sitúa en el 90 por ciento, según el experto. “Dentro de ellas las más frecuentes son las arritmias ventriculares malignas”, matiza el doctor Fernández, pero “hay causas más infrecuentes, como la hemorragia subaracnoidea o un neumotórax a tensión”.

No hay que confundir la muerte súbita con un infarto. “El infarto comporta la obstrucción de una arteria coronaria que hace que una zona del corazón deje de tener riego”, puntualiza el experto de la SEC. “Es frecuente que entre los primeros minutos y horas del infarto una persona muera de muerte súbita, y hasta un 30 por ciento de los infartos pueden ser la causa de una muerte súbita, pero no hay muchas otras muertes súbitas que no son por infarto”, distingue el doctor Fernández.