Jueves 22 DE Agosto DE 2019
Insólito

Extraño resto de frasco de vidrio aparece en una villa romana inglesa

Fecha de publicación: 23-07-19
Por: Desconecta - Europa Press

Un fragmento de frasco de vidrio con forma de pez de 1.800 años de antigüedad, que contuvo perfume y fue producido a miles de kilómetros, ha sido excavado en una antigua villa romana inglesa.

El fragmento de vidrio intrincadamente decorado es tan raro que los expertos de todo el mundo tardaron dos años en identificarlo, según un comunicado de la Universidad de York.

Peter Moore, estudiante de esta universidad, descubrió el fragmento mientras formaba parte de un equipo que realizaba una excavación para comprender más sobre el ala norte de la villa romana Chedworth del National Trust en Gloucestershire.

El pez de cristal pudo haberse utilizado para contener un perfume exótico y fue desenterrado a miles de kilómetros de distancia de donde se hizo, en una área alrededor del Mar Negro en lo que hoy es Ucrania.

Nunca se ha encontrado nada parecido en Gran Bretaña y el descubrimiento arroja nueva luz sobre la riqueza y la influencia de los ex habitantes de Chedworth.

La pieza de vidrio se encontró en el verano de 2017, pero tuvo que ser enviada a una experta en vidrio romana, la difunta profesora Jennifer Price, que buscó el consejo de otros expertos para resolver el misterio de dónde provenía.

Finalmente se encontró que coincidía con una botella con forma de pez que había sido restaurada a partir de muchas piezas, que se encuentra en el Corning Museum of Glass, Nueva York.

Al comparar las dos muestras, el profesor Price concluyó que la pieza venía cerca de la cola del pez de cristal. El único otro ejemplo de una botella romana con forma de pez proviene de un entierro del siglo II en Crimea.

La botella de Chedworth se fabricó con una técnica inusual, con la decoración colocada sobre la superficie azul-verde para crear escamas en bucles de blanco y amarillo, y es probable que la boca abierta del pez formara la apertura del pequeño vaso.

“Otros objetos encontrados en la villa muestran que era el hogar de alguien de riqueza y estatus. Que una cosa tan exótica fuera traída desde tan lejos, subraya que los ocupantes estaban en contacto con las regiones más lejanas del Imperio Romano y querían mostrar esa influencia. Es sorprendente que un pequeño fragmento nos haya dicho mucho”, declaró Nancy Grace, arqueóloga del National Trust, quien dirigió el trabajo de investigación.