Sábado 21 DE Septiembre DE 2019
Insólito

Un artista turco muestra las tristes diferencias entre Oriente y Occidente gracias a sus montajes fotográficos

Fecha de publicación: 15-05-19
Por: Cultura - Europa Press

No hay más ciego que el no quiere ver. Que el que oye pero no quiere escuchar lo que le están diciendo. El que se empeña en ignorar lo que ocurre a kilómetros de su hogar y solo muestra interés cuando se sienta a comer mientras ve el telediario. La sangre se derrama a kilómetros de nuestras casas, miles de personas yacen en las calles, y los tiroteos constantes no cesan. Todo eso es una realidad que pocas veces está presente y eso es justo lo que Ugur Gallenkus, un artista turco, quiere denunciar a través de sus composiciones de imágenes en las que se ve la gran brecha entre Oriente y Occidente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

The women and the children who suffer the most from war and conflict. More happy generation are in the hands of mothers. The mother’s are the first teacher. Peace, love, empathy or hatred, ignorance, bigotry in the hands of mothers. The choice is yours. Happy mother’s day for a livable world. (TR) Savaş ve çatışmalarda en çok açı çeken kadınlar ve çocuklardır. Daha mutlu nesiller annelerin elindedir. Anneler ilk öğretmendir. Barış, sevgi, empati yada nefret, cehalet, yobazlık onların elindedir. Tercih sizin. Yaşanabilir bir Dünya için anneler gününüz kutlu olsun. . Photos: 1. Paula Bronstein @pbbphoto 2. Shakib Rahman . #ParalelEvrenSavaşBarış . #savaş #war #art #collageartist #collage #collageart #ParalelEvrenSavaşBariş

Una publicación compartida por Uğur Gallenkuş (@ugurgallen) el


Este artista ha conseguido transmitir a miles de personas su mensaje de desigualdad gracias a sus montajes, en los que se ve cómo en un lado de la fotografía hay imágenes reales de fiestas, maratones y escenas felices recogidas de noticias de Occidente y en la otra, la cruda realidad que se vive en Oriente y la lucha constante por huir del caos. Mientras unos niños corren para conseguir un premio y cruzar una meta, otros huyen para salvar su vida. Mientras unos disfrutan de la playa, otros luchan por un futuro incierto arriesgándose a cruzar el Mediterráneo.

 

Según ha indicado Gallenkus a ‘Europa Press’, su “objetivo es dar a los habitantes de los países subdesarrollados el mensaje de que pueden ser tan fuertes y pacíficos como los países desarrollados” y recordar con estos montajes a los residentes en los países desarrollados que “las personas en los países subdesarrollados viven con dolor, hambre y guerra”. Además, asegura que su trabajo “no solo ofrece imagénes de guerra” sino que son una “comparativa” y gracias a eso la gente “piensa y empatiza”.


Gallenkus ha indicado que comenzó a trabajar en este “universo paralelo” en 2015 con los refugiados sirios que huían a Turquía para llegar a Europa y escapar de la guerra. Señala que su primer montaje fue con la imagen que dio la vuelta al mundo de Aylan Kurdi, un pequeño de 3 años, que murió ahogado en el mar Egeo y fue hallado en una playa de Turquía en un fallido intento de huir de la guerra de Siria.